La Agencia Nacional de Minería (ANM), en su proceso de fiscalización de los 9.737 títulos, declaró la caducidad a 200 de ellos en los departamentos de Cundinamarca, Santander y Cesar por no cumplir con las exigencias técnicas, laborales y ambientales para el desarrollo minero.

Así lo anunció la presidente de la ANM, María Constanza García, durante la IX Feria Internacional Minera en Medellín, al señalar que están prestos a terminar la etapa de fiscalización, con lo cual se busca poner la casa en orden y avanzar en el programa de formalización minera, que permitirá legalizar a los trabajadores informales y artesanales, de tal forma que se logre combatir la minería ilegal y criminal, como la ha llamado el mismo presidente Juan Manuel Santos.

García señaló que durante el proceso de fiscalización, en Antioquia, el departamento con más títulos mineros -cerca de 5.000-, no se encontraron hallazgos de irregularidades, lo que le permite concluir a la entidad que la única delegación autorizada para el manejo del sector en este departamento está cumpliendo al pie de la letra con su trabajo.

La funcionaria explicó que por ahora esta seccional se mantendrá y que con el avance en el plan de desarrollo minero que adelanta la entidad se analizará cuál debe ser el mecanismo más indicado para el manejo del sector en el departamento de Antioquia.

De los títulos registrados el 42,2% corresponde a materiales de construcción, el 15% a carbón, 11,5% a metales preciosos, el 1,7% a esmeraldas, el 0,1% a hierro, el 0,1% a sal y a otros minerales el 28,9%. De este total el 39% corresponde a explotación, el 35% a exploración y el 26% restante está en estado de construcción y montaje.

La funcionaria explicó que el país debe saber que la minería no es solo oro y carbón, sino que hay otras actividades que se requieren en la vida diaria y que lo que se busca con el ordenamiento del negocio es poder establecer las zonas donde se puede hacer minería y los sectores que están vetados para estas prácticas.

Este estudio deberá estar listo para finales de junio del próximo año, lo que permitirá aplicar las mejores prácticas de países mineros y de empresas instaladas en Colombia que cumplen con los estándares internacionales de calidad y sostenibilidad.

Para lograr enrutar la minería, la Agencia acaba de adjudicar la reorganización del catrastro minero a una empresa privada que en 18 meses entregará este sistema que permitirá conocer a los interesados el estado de un título minero, lo que evitará que se presenten problemas como los que vive el país, con polígonos interpuestos (predios adjudicados que se interponen con otro existente y de propiedad de otra persona).

La funcionaria señaló que lo que dijo el presidente Santos es que una gran parte de las ONGs, que antes se dedicaban a temas de derechos humanos, con el progreso del país en esa materia, se han dedicado a canalizar y a financiar la antiminería de alguna manera.

“Por esta razón es importante la educación. Que la opinión pública conozca que la minería no es solo la extracción de oro y la explotación de un tajo a cielo abierto, sino que son los materiales de construcción, la arenas siliceas con que Peldar trabaja y genera más de 1.600 empleos, las arcillas con las que Corona hace las vajillas; en fin, la minería es mucho más que eso. En cada una de la regiones a través de la educación se puede sustentar la importancia de la minería y el desarrollo regional que puede brindar a las comunidades”, explicó.