Colombia debe invertir anualmente en infraestructura al menos el 7,4% de su Producto Interior Bruto (PIB) para reducir la pobreza a niveles similares a los de países del sudeste asiático, señaló un estudio presentado en Bogotá.

El informe, presentado en el "Seminario internacional infraestructura y equidad", organizado por el Corporación Andina de Fomento (CAF), señaló que esa inversión debe hacerse durante doce años para cerrar la brecha vertical de pobreza, y si se quiere cerrar la horizontal, debería destinarse un porcentaje mayor, del 14,9% del PIB.

La brecha vertical se define con respecto a factores internos del país o la región, como las diferencias que surgen entre la evolución de la oferta y la demanda de infraestructura, mientras que la horizontal tiene que ver con metas específicas, como la universalización de los servicios básicos o el cumplimiento de los Objetivos del Milenio.

"Es claro que hay demandas de inversión en obras que son fundamentales para generar beneficio a la población. La pregunta es: ¿qué tipo de infraestructura social es la que se debe ejecutar?", manifestó el ex presidente chileno Ricardo Lagos, uno de los participantes en el seminario, citado en un comunicado.

Lagos agregó que el impacto de la inversión en infraestructura depende del desarrollo del país, pues "a menor desarrollo, mayor impacto".

Según Lagos, la clave de la inversión extranjera y del capital privado es lo que permite al Estado librar recursos públicos para las obras de infraestructura que generan un beneficio social y ayudan a reducir la pobreza y la desigualdad.

El representante de CAF en Colombia, Víctor Traverso, indicó que es fundamental saber cómo movilizar la financiación interna y a los inversores institucionales hacia la infraestructura y señaló que, en ese sentido, la entidad trabaja en la creación de un vehículo para acercar a esa área a los fondos de pensiones con un bajo riesgo.

"Lo estamos estructurando, será por US$500 millones, y esperamos tenerlo listo este año para financiar las concesiones de 2014", manifestó Traverso en el seminario.

La presidenta del Centro Internacional de Pensamiento Económico y Social (Cisoe), Cecilia López, manifestó que ante la magnitud de recursos que se necesitan para recuperar el terreno perdido y resolver el problema de competitividad de la región, es necesario evaluar los impactos de inversiones cuantiosas en infraestructura sobre el resto de la economía.