Tras 45 días los trabajadores de Drummond dieron fin al paro que por un momento parecía no tener salida y que estaba dejando millonarias pérdidas, diariamente se estaba dejando de exportar cerca de 90 mil toneladas de carbón, una cifra que se traducía en pérdidas de cerca de US$6 millones al día.

Luego de tres días de asamblea con 2.549 votos a favor y cerca de 55 en contra los trabajadores miembros de Sintramienergética votaron por reanudar las actividades en las minas de La Loma y El Descanso, en el departamento del Cesar. 

Con este capítulo cerrado se da fin a la huelga más grande que ha afrontado la minera estadounidense, superando el paro en el Cerrejón que tardó un mes.

Como ofreció en un principio la compañía, cada trabajador recibirá la suma de 8,5 millones de pesos como bono tras levantar el paro y la firma de la convención colectiva. De la misma forma se acordó el incremento en 5% del salario así como la mejoría en auxilios de transporte, vivienda, salud, entre otras cosas.

Con esto se espera poder cumplir el objetivo de exportar 30 millones de toneladas del mineral, aunque tras el extenso cese de actividades muchos auguran que la exportación podría estar por debajo de los 24,0 millones de toneladas que se exportaron en 2012.

La empresa señaló que enviará las actas de votación al ministerio de Trabajo para formalizar la reanudación de las actividades habituales de trabajo.