Hace apenas una semana, Efraín Forero, presidente de Davivienda, estaba cerrando el trato con el que la organización que lidera, previa aprobación de los entes reguladores, se hizo formalmente a la firma Corredores Asociados, en una transacción que sumó los $120 mil millones (US$63,3 millones). Ahora, el banquero cuenta cómo están las cifras de la organización, detalla en qué va el proceso de inscripción en la Bolsa de Nueva York y aclara que la organización tiene los recursos suficientes para ‘salir’ de compras en Centroamérica o, incluso, en Perú.

- En términos generales, ¿cómo está Davivienda?

- Están marchando muy bien. Destacamos el avance en el negocio hipotecario, con las ferias que hicimos pudimos aprobar cerca de $4 billones (US$2.110 millones apróx.) en el primer trimestre del año, nuestra cartera viene creciendo casi al 40% y venimos desembolsando de una forma muy conveniente, muy positiva en todos los rangos. Somos el primer jugador en Vivienda de Interés Social y venimos apoyando al gobierno en la financiación de cerca de 15.000 de las 100.000 viviendas que se están entregando. La dinámica es muy atractiva e importante.

- ¿Y eso qué representa?

- Eso nos genera un crecimiento a nivel de activos en Colombia del orden del 17%. Nuestro patrimonio en este momento está por los $5,8 billones (más de US$3 mil millones), viene creciendo al rededor del 10% en relación con el año anterior, indicador que, frente a los resultados de la industria, es muy satisfactorio. Tenemos unas utilidades del orden de los $530.000 millones (US$230 millones) y esperamos poder tener también al cierre de este año un crecimiento consolidado fuerte. En líneas generales continuamos con el desarrollo de las estrategias trazadas antes, con resultados muy positivos.

- Les ha ido tan bien que podrían hacer otra compra...

- Nosotros tenemos una solvencia patrimonial bastante amplia después de aplicar las normas que la Superintendencia ha querido —mucho más parecidas a Basilea III—, y tenemos afortunadamente el patrimonio suficiente para seguir apalancando el crecimiento del banco. Tendremos que analizar esas oportunidades. Sí estamos mirando nuevas posibilidades, pero hay que hacerlo con mucho cuidado. Dentro de estas nuevas normas y características en el mercado de capitales, los costos de los recursos son mucho más altos ahora, pero sí, estaremos atentos a mirar en la región, en Centroamérica, y seguimos interesados en Perú.

- ¿Qué pasó con la inscripción en la Bolsa de Nueva York?

- Estamos trabajando para hacer la inscripción de las acciones, haciendo el proceso contable y jurídico, y lo estamos estructurando con Corredores Asociados. La tarea se está haciendo, sin embargo, no haremos la emisión hasta tanto efectivamente necesitemos los recursos que justifiquen salir allí, y además, con la acogida que hemos tenido en los mercados locales, a no ser que sea muy significativo, esa emisión puede estar aplazada. Pero la inscripción en la Bolsa de Nueva York la debemos tener lista para finales del año entrante.

- ¿Y Centroamérica?

- En Centroamérica hemos encontrado unos equipos y unas entidades con enorme valor y con un potencial de crecimiento muy grande. Seguiremos estudiando con atención las oportunidades que se den en el sector. Nuestro interés está en participar en los países en los que estamos y en algunos otros. Davivienda está en Miami, Panamá, Honduras, El Salvador, Costa Rica. Seguiremos trabajando duro para capitalizar la transacción en Centroamérica, porque llevamos un semestre administrando. Ya el 20% de nuestro negocio está por fuera del país, eso nos convirtió en una empresa diferente con más de 4.000 funcionarios en el exterior.

- ¿Le pegaron a Davivienda las decisiones de la FED?

- También nos vimos tocados. La afectación en los portafolios fue de carácter universal en todas las economías emergentes y con ello en todos sus bancos. A nosotros nos afectó y tuvimos unas pérdidas en nuestro PyG (balance de pérdidas y ganancias) del orden de $190.000 millones (US$100 millones). Pero creo que las pérdidas también se sintieron en todas las entidades que tenían portafolios, la diferencia es que algunas estuvieron registradas en el PyG y otras en valorización. Nosotros, como todos los demás, hemos tomado cambios en los portafolios que nos permiten estar dentro de los niveles de riesgo que queremos tener. Eso fue general.

- ¿Y las más recientes unidades de negocio?

- Nos ha ido muy bien con Daviplata, una de las unidades de negocio con mayor potencial de Davivienda. Ya tenemos 1.800.000 clientes, estamos pagando casi 1 millón de subsidios cada dos meses, hemos vinculado a más de 1.100.000 personas y hemos desarrollado en los últimos 12 meses una gran red a través de tenderos para estar presentes en más de 500 municipios, cuando arrancamos en 130. Hay una red de servicios financieros muy grande y esperamos entregar pronto microseguros. Ya está la red para los giros entre ciudades y también los estamos haciendo para las remesas internacionales. Manejamos un poco más de siete millones de transacciones al mes.