Lima. La Agencia de Promoción de la Inversión Privada (ProInversión) estableció que el proyecto Mejoras a la Seguridad Energética del País y Desarrollo del Gasoducto Sur Peruano será dado en concesión el 17 de febrero del 2014.

De esta manera, el Comité de ProInversión en Proyectos de Seguridad Energética (Pro Seguridad Energética) modificó la fecha inicialmente establecida en marzo pasado, el 7 de octubre del presente año, para la adjudicación de la buena pro del mencionado proyecto.

Pro Seguridad Energética publicó el nuevo cronograma del proceso de concesión, el cual establece que la consulta a las bases podrá hacerse hasta el 4 de noviembre del presente año, mientras que las respuestas a la consulta de las bases serán recibidas hasta el día 11.

La presentación del Sobre N° 1, con los documentos para la precalificación, así como el plazo para formar consorcios vence el 10 de enero del próximo año, y la comunicación de la precalificación a los interesados será hasta el día 16.

ProInversión también tiene previsto el envío de la versión final del contrato a los interesados calificados hasta el 17 de enero del próximo año, mientras que la presentación de los sobres N° 2 y N° 3, con las ofertas técnicas y económicas, respectivamente, será el 13 de febrero.

Finalmente, la apertura del Sobre N° 3 y la adjudicación de la buena pro está prevista para el 17 de febrero.

El proyecto, que es autosostenible, tiene como objetivo la entrega en concesión para el diseño, financiamiento, construcción, operación, mantenimiento y transferencia al Estado peruano, al término del plazo de la concesión, de un conjunto de obras de infraestructura.

Estas son las obras de reforzamiento del sistema de transporte de gas natural y líquidos de gas natural, que incluye ductos de reforzamiento desde la Planta de Separación Malvinas hasta la Estación de Compresión de Chiquintirca.

Igualmente, la construcción de gasoducto y/o poliducto desde el sistema de transporte de gas natural existente (entre Malvinas y Chiquintirca) hasta la provincia de Anta en la región Cusco, que esté en capacidad de suministrar gas natural a la futura central térmica de Quillabamba y a la costa sur del país.

Finalmente, la construcción del Gasoducto Sur Peruano, desde la provincia de Anta hasta la costa sur del país, todo lo que demandará una inversión de US$2.431 millones.

Dicha infraestructura permitirá afianzar el Sistema de Seguridad Energética existente, así como descentralizar la generación eléctrica del país (concentrada actualmente, más del 50%, en la costa central del país); coadyuvando así también al desarrollo del nodo energético y el polo petroquímico en la zona sur del país.