El empresario chino Wang Jing, dueño del HKND Group, concesionario del Canal de Nicaragua, quiere iniciar las obras de infraestructuras a finales de 2014, afirmó su representante en Managua.

"Eso es lo que el señor Wang Jing quiere hacer. Un proyecto, cuanto más tiempo se esté estudiando el riesgo baja, yo le hubiera aconsejado que el riesgo sea menor, pero es su dinero y está dispuesto a correr un riesgo más alto, por tanto está dispuesto a empezar las obras de infraestructura a finales de 2014", dijo el vocero de HKND, Ronald McLean-Abaroa, a periodistas.

El canal de Nicaragua está planificado para ser más amplio que el de Panamá, uniría los océanos Pacífico y Atlántico, incluiría un ferrocarril, un oleoducto, dos puertos de aguas profundas, dos aeropuertos y zonas francas, a un costo de US$40.000 millones, según información oficial.

El portavoz brindó las declaraciones tras una presentación del proyecto organizada por la Cámara de Comercio Americana Nicaragüense (Amcham), en la que también expuso el gerente sénior de la compañía que realizará los estudios de impacto ambiental, la británica Environmental Resources Management (ERM), Alberto Vega.

La exposición de McLean-Abaroa y Vega, que estuvo abierta a periodistas, no arrojó datos nuevos.

"Me quedó claro que hoy no hay respuestas", dijo el presidente de Amcham, Diego Vargas, a periodistas.

Los empresarios continuaron expresando hoy sus dudas en temas como las expropiaciones, el manejo del capital empresarial del canal, los 5.000 empleos creados ya por HKND y el impacto en las reservas del Banco Central de Nicaragua (BCN).

La preocupación sobre las expropiaciones se debe a que la Ley de Concesión permite que HKND pague únicamente por el valor catastral de las propiedades que el proyecto necesite, sin reconocer su valor real comercial y mejoras.

Y el riesgo con las finanzas es que, si Jing considera que el proyecto no le será viable, Nicaragua deberá responder con las reservas del BCN si es necesario.

Sobre estos asuntos, McLean-Abaroa respondió que HKND trabaja con las "reglas" planteadas en la Ley de Concesión del Canal, misma que fue rechazada por casi 30 recursos por inconstitucionalidad, interpuestos por más de 200 personas.

Acerca de los 5.000 empleos de los que Jing habló en una entrevista reciente, el portavoz de HKND dijo que la cifra incluye a los empleados de cada una de las cuatro compañías consultoras de nivel mundial que han contratado hasta ahora.