Sala de Inversión. La problemática social que afecta a Egipto, está tomando ribetes más que políticos, puesto que el precio del petróleo está llegando a precios que sobrespasan los US$100 y la situación no parece tener una solución rápida.

Así las cosas, el West Texas Intermediate (WTI) se paga a US$107,39 por barril subiendo 6 centavos en el NYMEX, mientras que el barril crudo de referencia Brent cotiza en US$109,77 dólares, lo que se traduce en un alza de 17 centavos.

En Egipto, la situación se ha visto presionada luego de que el gobierno declarara estado de emergencia, y las cifras oficiales han reportado más de 600 muertos; sin embargo, informes han señalado que las operaciones en el Canal de Suez se mantienen con normalidad.

Además, las interrupciones en los suministros en Libia, Iraq y el Mar del Norte han provocado que el diferencial entre ambos tipos de crudo (Brent y WTI) sea de US$2,27, con los cierres de ayer, cuando a mediados de julio se ubicaba en dos centavos.

El analista de Citi Futures, Tim Evans, comentó que a pesar de que la producción y exportación de crudo de Libia no ofrecen un nuevo desarrollo, son una fuente de preocupación en la oferta, y apoya el sentimiento del mercado y los precios.

Por otra parte, el Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos, informó que se mantiene rastreando el sistema climático de la Península de Yucatán, debido a que la temporada de huracanes comenzaría en los siguientes meses, además de que algunas refinerías han tenido que evacuar al personal.

De acuerdo con el Departamento estadounidense de Energía, en el Golfo de México se produce el 23% de la producción de crudo estadounidense y más del 45% de la capacidad de refinación.