Sala de Inversión.  Las empresas ligadas al café enfrentanactualmente una gran oportunidad, dado que desde hace unos años el grano está viviendo un boom, tendencia que se ha expandido desde Estados Unidos y Europa a los mercados emergentes.

Ante este escenario, Andrés Cardenal, de Sala de Inversión América, detalla tres alternativas a tener en cuenta para capitalizar el boom del café.

Se calcula que en los Estados Unidos se consumen actualmente 400 millones de tazas de café por día, el equivalente a 146.000 millones de tazas por año. El país es el principal consumidor mundial de café, según National Coffee Association, y la tendencia se mantiene en aumento: un 83% de los adultos estadounidenses consumen café en base a datos del 2013, contra 78% de los mismos en el año 2012.

A lo largo de los últimos años, el café se ha convertido en un producto altamente sofisticado y con una amplia variedad de opciones para todos los gustos. De la mano de empresas como Starbucks se ha generado un verdadero boom del consumo de café especializado, el cual ha alcanzado fuertes niveles de penetración de mercado en los Estados Unidos y Europa, aunque todavía tiene un amplio margen de expansión en mercados emergentes.

Starbucks es sin lugar a dudas la compañía pionera en este negocio. A mediados de los 80, su CEO Howard Shultz decidió replicar en los Estados Unidos la experiencia tan singular que existe alrededor del consumo de café en países como Italia, pero adaptado a los gustos y la cultura de los Estados Unidos.

Comenzando con algunos pocos locales en la ciudad de Seattle, Schultz logró convertir a Starbucks en un verdadero imperio global con cerca de 19.000 tiendas en todo el planeta. No solo la variedad y calidad de los productos han sido importantes en la estrategia de expansión de Starbucks, sino que variables como la diferenciación de marca y la experiencia del usuario ocupan un rol central dentro de la propuesta de la empresa.

Shultz es reconocido por su dedicación hacia el cliente y su atención al detalle. Cuestiones como la decoración de las tiendas, el diseño de marketing o incluso el aroma de diferentes tipos de productos forman parte de los temas que el CEO de Starbucks evalúa personalmente.

Starbucks es sin lugar a dudas la empresa líder en la industria, si bien ha alcanzado un alto grado de penetración geográfica en los Estados Unidos con más de 11.100 tiendas entre locales propios y licenciados en el país, la compañía todavía presenta posibilidades de crecimiento atractivas.

De hecho, durante el último trimestre la compañía reportó ganancias record con un aumento de ventas del 13% frente al mismo trimestre del año anterior y un crecimiento sensiblemente mayor en las ganancias por acción en la zona del 28% anual.

Las ventas en la región de Asia Pacífico fueron especialmente importantes con un crecimiento del 29% interanual, lo cual refleja que la compañía está todavía en una etapa de fuerte expansión en mercados emergentes.

Además, gracias a la innovación en productos Starbucks está incrementando las ventas en sus tiendas existentes. La facturación en locales comprables – tiendas abiertas durante más de 13 meses – aumentó en 8% durante el trimestre.

Esto no solo es una señal muy positiva en cuanto a la demanda de productos, sino que además permite incrementar la facturación sin realizar grandes inversiones financieras, y por lo tanto tiene un impacto positivo en los márgenes de rentabilidad de la compañía.

Starbucks es claramente la alternativa de mayor calidad en el sector, aunque el precio de las acciones es probablemente su principal desventaja. La empresa cotiza a una ratio precio/ganancias de casi 35 veces los resultados del último año, una valuación muy por encima del promedio del sector.

Si bien Mc Donald’s obtiene la mayor parte de su facturación en el negocio de comida rápida, la compañía está expandiendo fuertemente su presencia en el mercado de café especializado mediante la incorporación de tiendas Mc Café en sus locales alrededor del mundo.

Debido a su enorme presencia geográfica y sus precios competitivos, Mc Donald´s presenta probablemente la mayor amenaza competitiva frente a Starbucks. Sus productos no cuentan con el mismo grado de diferenciación, pero las tiendas Mc Café están teniendo un impacto positivo sobre los márgenes de rentabilidad de Mc Donald’s.

Si bien no es una apuesta pura al negocio de café, Mc Donald’s presenta precios de entrada atractivos con un ratio precio/ganancias de 18 veces los resultados del último año y una rentabilidad por dividendos de 3,2%.

Dunkin Brands (DNKN) es otro jugador interesante a tener en cuenta. Mediante sus marcas Dunkin' Donuts (76% de las ventas) y Baskin-Robbins la compañía ofrece precios sensiblemente más bajos que los de Starbucks y una gama de productos sencillos pero altamente populares.

Las acciones cotizan a un ratio precio/ganancias similar al de Starbucks cercano a 37 veces los resultados del último año. Si bien es una alternativa de menor calidad, Dunkin Brands tiene enormes oportunidades de expansión geográfica a largo plazo considerando que la empresa cuenta con una presencia relativamente pequeña con 10.500 locales de Dunkin Donuts a escala internacional.

3223