Recesión, estancamiento y desaceleración son las palabras que describieron el comportamiento de los tres bloques económicos más importantes del mundo: Estados Unidos, la Unión Europea y China, respectivamente. No era el escenario perfecto para las empresas peruanas, especialmente las exportadoras. Los precios del oro y del cobre cayeron, lo que en resumen implicó la caída de las cotizaciones internacionales de los principales productos de exportación del Perú. Sin embargo, el crecimiento económico sostenido que experimenta el país ha permitido cierta diversificación de su economía, lo que sostiene la tendencia de robustez de las 500 Mayores Empresas del Perú, que este año incrementaron sus ventas en 12,3%.

Si comparamos la participación de ventas de las 500 mayores empresas por sector entre 2006 y 2012, se aprecia que la participación del sector minero cayó en 5,5% hasta llegar en 2012 a un peso del 17,67% del total de ventas. Todo lo contrario ha pasado con otros sectores, que en su mayoría han incrementado su participación, lo cual es una muestra palpable de la diversificación de la economía peruana.

Esto da cuenta, sin duda, de la existencia de más de un sector dinámico de la economía, cuyas grandes empresas sostienen la tendencia de crecimiento en ventas, y suplen los problemas que presentan las compañías mineras (y también las petroleras). De tal modo, mientras que en 2008 las 500 mayores empresas peruanas crecieron en ventas a una velocidad 1,13 veces mayor que el PIB, en 2012 el factor fue de 2,25 veces...

Para ver el sitio especial del ránking de las 500 Mayores Empresas del Perú, haga click aquí.