México. El tour operador más grande de Estados Unidos hacia México, Apple Leisure Group, anunció este martes una inversión de US$600,5 millones en seis proyectos turísticos en los estados de Baja California, Jalisco y Quintana Roo.

El presidente y director general del consorcio, Alejandro Zozaya, indicó ante el presidente mexicano Enrique Peña Nieto, en un acto en la residencia oficial de Los Pinos, que esta inversión permitirá la construcción de 2.800 habitaciones de hoteles más en los destinos de la Riviera Maya (sureste), Los Cabos y Puerto Vallarta (noroeste).

El mandatario mexicano señaló al respecto que su administración ratifica su firme decisión de convertir a México en una potencia turística mundial.

Explicó que en el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 establece estrategias muy definidas para lograrlo.

Entre ellas mencionó el ordenamiento y transferencia sectorial, un nuevo modelo de turismo que involucra a los 31 gobernadores del país y al jefe de gobierno del Distrito Federal (alcalde de la Ciudad de México), Miguel Angel Mancera.

Otra estrategia es consolidar los destinos existentes al aprovechar sus fortalezas, infraestructura, conectividad, tecnología y personal calificado.

Los seis proyectos turísticos generarán más de 4.000 empleos directos, ventas para la empresa por US$237.000 millones y dejarán una derrama económica de US$356 millones en su primer año de operación.

La recaudación de impuestos, según cálculos de la Secretaría (ministerio) de Turismo, puede alcanzar US$19,7 millones.

En los últimos días el presidente Peña Nieto ha destacado la llegada de nuevas inversiones a México.

La víspera, en Nuevo León, se concretó una inversión de US$125 millones de la empresa danesa Lego y otra de US$600 millones de la empresa estadounidense de galletas Mondélez.

Días antes el fabricante estadounidense de autos General Motors anunció inversiones por US$691 millones y la canadiense Sunwing Travel US$250 millones.