Nueva York. El consumo mundial de energía aumentará un 49% entre 2007 y 2035, impulsado por el crecimiento económico de los países en desarrollo, indicó el martes la Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA, por su sigla en inglés).

Si bien el uso de combustibles renovables crecerá rápidamente en el período, "los fósiles aún satisfarán más de tres cuartos de las necesidades totales de energía en 2035, si asumimos que las políticas actuales no se modificarán", dijo Richard Newell, administrador de la EIA.

El precio promedio del petróleo WTI aumentará a US$133 el barril en 2035, frente a los actuales US$79 el barril, según la EIA.

Se estima que la demanda mundial total aumentará 1,4% anual en el período proyectado.

El petróleo y otros combustibles líquidos seguirán siendo la principal fuente de energía mundial hasta 2035, dijo la EIA, pero los mayores precios del petróleo afectarán su participación en el consumo total de energía al 30% en 2035 frente al 35% de 2007.

El consumo de gas natural se elevaría 1,3% anual, a 156 billones de pues cúbicos en 2035.

Sin la implementación de políticas que limiten las emisiones de gases de efecto invernadero, se proyecta que el consumo de carbón se empinará a 206 trillones de BTU en 2035, comparado con los 132 trillones de BTU en 2007, o una tasa promedio anual del 1,6%.