Buenos Aires. Si bien está programado para este domingo el primer vuelo de Aerolíneas Argentinas desde Aeroparque a Río de Janeiro, todavía Brasil no ha entregado su autorización para que los vuelos que salen desde ese terminal aéreo puedan arribar a su aeropuerto.

Es que la decisión argentina, permitir que Aerolíneas pueda operar vuelos internacionales desde Aeroparque, generó una fuerte polémica con las empresas brasileñas TAM y GOL, y la chilena LAN, que piden un trato igualitario y poder despegar desde dicho terminal aéreo.

Según Argentina, el propósito de la medida es favorecer el turismo regional, facilitando que los visitantes del interior y de países como Chile, Brasil, Uruguay y Paraguay puedan hacer conexiones sin tener que pasar por el aeropuerto internacional de Ezeiza, informó La Razón de Argentina.

Después que la Administración Nacional de Aviación Civil argentina autorizó la solicitud de Aerolíneas para llevar a cabo vuelos regionales desde Aeroparque, surgió la primera polémica, pues la Junta Única de Representantes de Compañías Aéreas (Jurca) consideró que el aeropuerto de Capital argentina podría colapsar.

El tema continuó en el debate, pues TAM, Gol y LAN solicitaron también aterrizar en Aeroparque, sin embargo las firmas reclamaron la falta de respuestas oficiales.

En este contexto, Clarín señaló que la Agencia Nacional de Aviación Civil de Brasil informó a Aerolíneas que los vuelos provenientes de Aeroparque no podrán aterrizar en ese país. Se estableció como requisito para ello que la firma argentina regularice una serie de trámites.

Si bien entre las compañías del sector consideran que la medida de la autoridad brasileña responde a una represalia hasta que las empresas de ese país puedan operar en Aeroparque, en Aerolíneas Argentinas descartan esa versión y explican que el problema radica en asuntos burocráticos, para lo cual ya se están realizando los trámites para superarlos.

La empresa considera que la situación se regularizará antes de este domingo con una resolución del gobierno de Brasil.

Pero continúa la incertidumbre y, en ese marco, el secretario de Transporte argentino, Juan Pablo Schiavi, se reunió este jueves con representantes de Jurca, entre quienes se contaban integrantes de LAN, TAM y Gol

Y las conversaciones no son fáciles. De hecho, ejecutivos de las aerolíneas brasileñas viajaron desde Brasil para participar en la cita.

Schiavi aseguró que "no vamos a discriminar a ninguna compañía aérea", y agregó que Aerolíneas "presentó la solicitud antes que otras empresas".

Enfatizó que "el proceso de autorización no es automático. A los gobiernos de los países de esas empresas se les exigirá reciprocidad para que Aerolíneas Argentinas pueda operar en sus aeropuertos de cabotaje".

Por su parte, el gerente general de LAN, Ignacio Cueto, afirmó que ya se contactaron con la Junta de Aeronáutica Civil (JAC) y el ministerio de Transportes de Chile, para que se le exija a Argentina respetar los acuerdos de reciprocidad aerocomerciales vigentes entre ambas naciones.

Explicó que la firma espera un trato en "igualdad de condiciones" para competir el mercado argentino, dijo el Diario Financiero.

Explicó que “nos preocupa esa situación y estamos hablando con la autoridad. Lo único que pedimos es que haya reciprocidad. Si Aerolíneas Argentinas despega de Ezeiza a Santiago o del Aeroparque, lo que pedimos es poder hacer lo mismo".