Sala de Inversión. Los contratos a futuro de petróleo amanecen con pérdidas, luego que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) decidiera mantener su meta de producción sin cambios para el segundo semestre del año.

El West Texas Intermediate (WTI) presenta una baja de 75 centavos y el barril opera en US$92,86, mientras que los contratos de referencia Brent cotizan en US$101,55, lo que representa una caída de 64 centavos respecto al cierre del jueves, según consignó Infosel.

En su 163 reunión celebrada en Viena, la OPEP decidió mantener sin cambios su meta de producción en 30 millones de barriles diarios (bd), por tercera vez consecutiva, para el segundo semestre del año, debido a que la gran mayoría de los ministros se mostraron satisfechos con los precios actuales del petróleo, de US$100 por barril y con un equilibro de mercado.

El secretario general de la organización, Abdalla Salem El-Badri, en su discurso mencionó que pese al impacto de los acontecimientos recientes (incertidumbre derivada de la lentitud del crecimiento económico global, crisis de deuda de la Zona Euro, el alto desempleo en las economías avanzadas y riesgo de inflación en los países en desarrollo), el mercado petrolero le hizo frente a estos desafíos.

Finalmente, El-Badri señaló que el petróleo de esquisto podría llegar a ser un fenómeno limitado, debido a que el costo de producción es muy alto, y no cree que el boom estadounidense se pueda replicar en Europa o cualquier otro lado.

La próxima reunión se llevará a cabo el cuatro de diciembre, en donde se acordará la meta de producción para el primer semestre del 2014 y se buscará elegir al nuevo secretario general.

Seth Kleinman, jefe de estrategia de energía de Citigroup, comentó que la decisión de la OPEP es lo que esperaba el mercado. “La oferta es demasiado importante, y la organización tiene que actuar, pero no se siente mucho la urgencia con claridad”, apuntó Kleinman.

El día de ayer, la Agencia de Información y Energía (EIA, por sus siglas en inglés) dio a conocer que los inventarios en Estados Unidos llegaron a su nivel más alto en más de 80 años, debido a que aumentaron 3 millones de barriles y el total de inventarios llegó a 397 millones de barriles.

2730