Quito. Ecuador obtuvo el apoyo de los presidentes de Latinoamérica y el Caribe en la Cumbre del Grupo de Río frente a la decisión del Grupo de Acción Financiera (GAFI) de colocarlo en la lista de países que muestran deficiencia en el control de lavado de activos y el financiamiento al terrorismo.

La cancillería ecuatoriana informó que los mandatarios expresaron su preocupación por el tema y manifestaron inquietud respecto a los procedimientos utilizados por el GAFI, en particular por sus procedimientos de toma de decisiones.

La declaración de los jefes de Estado manifiesta: “su grave preocupación por la decisión adoptada por GAFI referente al Ecuador y se solidarizaron con la posición digna y soberana de este país”, informó la Agencia Andes.

Al regresar a Ecuador, tras participar en la cita del Grupo de Río, Correa restó importancia al informe de la entidad internacional, indicando que “mi postura es no poner la más mínima atención en lo que diga o deje de decir el GAFI y luchar para que haya una instancia regional que luche contra el crimen organizado, que responda ante nuestros pueblos y no ante los imperios que se creen todavía dueños del planeta”, dijo.

Anunció que “la decisión del gobierno es desconocer la autoridad moral que tiene el GAFI, detrás del cual están las más grandes potencias del mundo que son las principales lavadoras de activos, entonces con qué solvencia moral vienen a condenar a Ecuador”.

Finalmente criticó al GAFI. Dijo que “ellos son el tribunal infalible, burócratas de tercera categoría, que en forma reservada se reúnen para sancionar o censurar a un estado soberano. Creen que América Latina todavía es una hacienda o patio trasero de las potencias de siempre”.