El presidente de Ecuador, Rafael Correa, señaló hoy que se desarrollará una nueva estrategia, basada en tecnología sísmica 3D, para la exploración de gas en el Golfo de Guayaquil, por parte de la estatal Petróleos de Venezuela, S.A. (Pdvsa) .En este sentido, aseguró que esta medida fue adoptada tras la primera exploración fallida, cuyos costos los asumió PDVSA, la empresa venezolana no ha abandonado el proyecto y "sigue trabajando con Ecuador"

En su informe semanal de labores, Correa sostuvo que en un proceso de exploración se puede o no encontrar gas, y en el primer pozo analizado por Pdvsa, no se halló.

"Se esta cambiando la estrategia. Ahora la exploración se va a hacer con sísmica 3D: básicamente explosiones que se hacen en la tierra, el mar y el lecho marino y con eso se registra datos en computadoras y se puede establecer si hay gas o no", explicó el jefe de Estado ecuatoriano, según declaraciones reproducidas por el diario El Nacional

Asimismo, Pdvsa explicó hoy que "la perforación del Pozo Puna-1X constituye el primer sondeo que se realiza con el fin de obtener la información geológica requerida" y señaló que continuará con actividades adicionales de prospección sísmica.

"No haber detectado gas en volúmenes comerciales en el pozo, no es producto de improvisaciones ni de errores de planificación como se publicó en los medios, tampoco significa el fin de la campaña ni el retiro de Pdvsa de Ecuador", aclaró, según publica la Agencia pública de noticias Andes.

Pdvsa señaló que los resultados obtenidos en el referido pozo son "normales y frecuentes" y garantizó la continuidad de la campaña exploratoria con su consecuente inversión social en las comunidades aledañas.