En una reunión con el presidente Alan García, el gerente generalde Kallpa Generación, Javier García-Burgos, hizo una inusual analogía. “Construir un proyecto eléctrico es como un embarazo: da muchos dolores de cabeza, tensiones, etc., pero al final todos quedamos felices con el resultado”. Luego de escucharlo atentamente, García contestó: “Creced y Enermultiplicaos, sean prolíficos”. García-Burgos sonríe con esta anécdota y afirma que la empresa sigue al pie de la letra la recomendación presidencial.

En julio del año pasado, Kallpa inauguró su segunda central termoeléctrica a gas natural de 194 megavatios, denominada Kallpa II, que conjuntamente con Kallpa I –de 180 megavatios y operativa desde 2007– aportan el 9% de la demanda del Sistema Interconectado Nacional. No obstante, aquí no se detienen los embarazos: Kallpa III estará operativa en breve y aportará 194 magavatios adicionales. En marzo, la empresa tiene previsto alcanzar una potencia de 570 MW y su aporte al mercado energético aumentará a 14%.

Por si esto fuera poco, una cuarta criatura está en proyecto. Se trata de la central hidroeléctrica Cerro del Aguila, de 400 megavatios, ubicada en el región de Huancavelica. La empresa ya presentó el estudio de impacto ambiental y se encuentra realizando los estudios de factibilidad a un costo de US$ 3 millones. Una vez terminados los estudios y el financiamiento, Kallpa Generación espera iniciar la construcción a finales de este año, para que la nueva central comience a operar a finales de 2014, con una inversión aproximada de US$ 750 millones.

Agresividad en los precios. De la mano con esta prolífica actividad, Kallpa Generación se ha propuesto avanzar con una política agresiva en precios que se explica por una combinación de menores costos y una pequeña disminución en el margen de ganancia con el objetivo de captar más clientes. Javier García-Burgos prevé que el mercado en general seguirá esta tendencia y que por el lado de Kallpa Generación los menores precios serán posibles gracias a la tecnología de ciclo combinado.

La empresa inició el proceso de conversión a ciclo combinado de las tres turbinas que operan con el gas natural de Camisea en su planta de Chilca, al sur de Lima. Las obras comenzaron el 27 de noviembre pasado, tras la firma de la Orden de Inicio de Obras del Contrato de Construcción. De esta manera, en 2012 Kallpa Generación pondrá en operación la más grande central de generación eléctrica del país con una capacidad de 850 MW. “Será el lugar del cual saldrá la mayor cantidad de energía para el país, superior aún a la energía hidroeléctrica del Mantaro”, comentó al respecto el presidente Alan García.

“La mejor opción es contar con una hidroeléctrica eficiente y una planta térmica a gas con ciclo combinado. Contar con ciclos combinados a futuro y sumando a ello una hidroeléctrica permite ser más agresivo en precios”, dice al respecto el especialista en energía Anthony Laub, socio de Laub & Quijandría Asociados.

Según el Comité de Energía de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), las centrales de ciclos combinados resultan más eficientes y de mayor rendimiento en el uso de los recursos (combustibles) que otras centrales, aunque el nivel de inversión de una turbina a vapor es bastante más alto que una turbina a gas. “Los usuarios se ven beneficiados de estos procesos de modernización que abaratan los costos de generación eléctrica y permiten ampliar la oferta del servicio eléctrico”, señala Carlos Ariel Naranjo, presidente del Comité de Energía del gremio empresarial.

Por su parte, la economista Alí Díaz, analista en temas de energía de la consultora Maximixe, señala que el futuro de las termoeléctricas en el país se presenta promisorio para las inversiones en plantas de generación de ciclo combinado, ya que el Estado ha corregido una deficiencia del pasado en el sentido de que este tipo de centrales térmicas tienen prioridad a la hora de establecer contratos de abastecimiento de gas natural.

“El negocio eléctrico es repetitivo: proveedores y clientes hacen lo mismo, de manera que hay una suerte de aburguesamiento del juego. Es como jugar póker con los mismos jugadores durante 10 años. Al ingresar un nuevo jugador, este lo hace de manera diferente. El nuevo sale a buscar mercado con una política de precios más agresiva. Y no es solo el caso de Kallpa. Hay nuevos operadores como Enersur, Cementos Lima, Edegel, etc. El hecho que haya una oferta adicional que cubra la demanda para estar tranquilos hasta el 2014 o 2015 suspende la tendencia alcista”, refiere el especialista Anthony Laub.

Según Ricardo de la Cruz, analista del Consorcio de Investigación Económica y Social (CIES), todas las empresas del sector tendrán que adecuarse a estas nuevas condiciones de competencia y asumir tecnologías que les permitan afrontar el nuevo contexto. “Ahora hay cierto comportamiento competitivo que se irá intensificando”, dice De la Cruz.

Alí Díaz añade que el reciente hallazgo de mayores reservas de gas hace posible la realización del gasoducto del sur, a cargo de la empresa Kuntur, y por tanto oportunidades de realizar inversiones de térmicas en la región sur del país. “La sostenibilidad de la generación térmica depende de la continuidad de las inversiones en exploración en gas natural y del apoyo del Estado en cuanto privilegie el consumo interno antes que la exportación del recurso”, refiere la especialista.

Futuro eléctrico. El sector eléctrico creció nentre 9% y 10% en los años 2007 y 2008. Con la crisis el dinamismo se redujo a cero. Sin embargo, Javier García-Burgos es optimista y sostiene que con la realización de varios proyectos mineros y una expectativa de recuperación del PIB, este año se retomará el crecimiento, tal vez no a los niveles que se dieron entre 2007 y 2008 pero sí en el promedio de los cinco o seis años anteriores, en aproximadamente 6%. “Obviamente, esto abre nuevamente las posibilidades de planes de crecimiento por parte de las empresas del sector energía. Por el lado de la demanda, este año el crecimiento ha sido cero pero por el lado de la oferta se han instalado varias centrales que ya venían en construcción que fueron lanzadas justo antes de la crisis” dice García Burgos.

Alí Díaz coincide con esta apreciación y destaca que entre el año pasado fue anunciado un significativo número de inversiones en generación de electricidad tanto de fuente hídrica (en su mayoría), como térmica y eólica. También habrá inversiones para incrementar la capacidad de transporte de energía eléctrica (transmisión). “En este sentido, el apoyo del Estado ha sido importante pues las licitaciones se han efectuado sin mayor tropiezo y aún faltan otras por realizarse. Todo lo anterior tiene por objetivo asegurar el abastecimiento de energía en los próximos años e incrementar el margen de reserva de electricidad para hacer frente a cualquier eventual falla en el sistema”.

En cuanto al futuro de Kallpa, García-Burgos refiere que luego de registrar utilidadespor US$ 1,5 millones en 2008, contando con una sola turbina, las proyecciones para los siguientes años son mejores contando con tres turbinas y luego la central a ciclo combinado. Y más aún con la hidroeléctrica. Con menores costos y mayores ventas, las utilidades irán en aumento año tras año.