Costa Rica bajará 20% los impuestos a los automóviles eléctricos y a los híbridos con cilindrada menor a los 2.000 centímetros cúbicos, con el fin de incentivar el uso de vehículos amigables con el ambiente, informó la presidenta del país, Laura Chinchilla.

La mandataria detalló en una rueda de prensa que a través de un decreto se reducirá el impuesto selectivo sobre estos vehículos, para bajarlo de 30% a 10%.

Chinchilla explicó que el decreto, firmado este lunes, también insta a las entidades del sector público a modernizar sus flotillas con automóviles que utilicen energías alternativas.

"Una reducción de un 20% en materia impositiva es significativa para cualquier sector y contribuye a dinamizar el mercado de los autos híbridos, con el fin de facilitar un mayor acceso por parte de los consumidores", recalcó el ministro de Ambiente y Energía, René Castro.

Según Castro, el objetivo es facilitar el uso de vehículos que utilicen energía alternativas como la eléctrica, la híbrida, gas natural y gas de petróleo licuado.

Las autoridades recordaron además que, gracias a la cooperación de bancos de China y Corea del Sur con entidades locales, pronto se abrirán líneas de crédito con bajas tasas de interés para los usuarios interesados en adquirir un vehículo de este tipo.