México D.F. Los créditos bancarios en México registraron un alza interanual de 5,2% a US$152.000 millones en 2009, gracias a un repunte del otorgamiento de préstamos durante diciembre.

Los créditos en diciembre crecieron 2,3% respecto de noviembre, impulsados por los créditos comerciales, gubernamentales e hipotecarios, según cifras preliminares publicadas este miércoles por la Comisión Nacional de Bolsa y Valores, o CNBV.

El año pasado, México sufrió la peor recesión desde la crisis del peso en 1995 y se anticipa una contracción del producto interno bruto cercana a 7%.

Los bancos reaccionaron a un fuerte aumento en los préstamos incobrables de las tarjetas de crédito restringiendo el crédito de consumo, al tiempo que el alto nivel de desempleo también hizo que los consumidores estuvieran más reacios a contraer deuda.

No obstante, las entidades de financiamiento registraron una fuerte demanda de créditos comerciales dado que la volatilidad de los mercados financieros a comienzos de 2009 dificultó la venta de deuda para muchas empresas. El otorgamiento de créditos hipotecarios también se mantuvo durante la recesión gracias a la escasez crónica de viviendas y a programas gubernamentales de créditos hipotecarios.

Los préstamos comerciales subieron 6,9% en diciembre a 935.890 millones de pesos frente a igual mes del año anterior, los créditos hipotecarios ascendieron 15,6% a 330.130 millones de pesos y los préstamos otorgados a agencias gubernamentales registraron un alza de 55,6% a 244.330 millones de pesos.

No obstante, el crédito de consumo se mantuvo débil en el año con una caída de 17,4% a 388.590 millones de pesos. Los préstamos de tarjeta de crédito bajaron un 23,6% a 227.570 millones de pesos. En comparación con noviembre, los créditos de consumo declinaron un 2,1%.

Se prevé que los créditos bancarios se recuperen junto con la economía en 2010. El Banco de México espera que el PIB crezca entre 3,2% y 4,2% este año, a medida que México se beneficie de una recuperación económica en Estados Unidos, su principal socio comercial.

El sector bancario de México está en gran medida en manos de instituciones extranjeras, luego de una ola de adquisiciones en la década de los 90 y la primera mitad de la presente década.

En conjunto, los españoles Banco Bilbao Vizcaya Argentaria SA (BBVA, BBVA.MC) y Banco Santander SA (STD), el estadounidense Citigroup Inc. (C), HSBC Holdings PLC (HBC), y Bank of Nova Scotia (BNS) controlan 68% del total de los créditos y casi 70% de los depósitos de personas en el sistema bancario.

De los principales bancos del país, la filial Banamex de Citigroup, BBVA Bancomer y el local Banco Inbursa lograron ampliar sus carteras de crédito el año pasado, mientras que las divisiones locales de Santander y HSBC registraron una contracción en sus balances, según las cifras de la CNBV.