Sala de Inversión. Este lunes el crudo amaneció con bajas, luego de que la semana pasada los contratos a futuro ligero ganaran 4,41%.

Esta caída, según consignó Infosel, se debe a un débil dato de producción industrial de China, aunque la situación en Sudán apoya ligeramente al mercado.

Es por esto, que el West Texas Intermediate (WTI) presenta una baja de 42 centavos, y el barril opera en US$95,61, mientras que los contratos de referencia Brent operan en US$104, 56 centavos menos que el cierre anterior.

Durante mayo, la producción industrial de China, el segundo mayor consumidor de petróleo a nivel mundial, llegó a 9,2%, nivel ligeramente inferior a lo esperado por el mercado y del dato de abril, ambos de 9,3%.

Además, el sábado la Administración General de Aduanas del país asiático dio a conocer que durante el quinto mes del año las importaciones chinas de petróleo disminuyeron 6% en términos anuales, a pesar de aumentar 3,8% respecto a abril.

Los analistas de Commerzbank indicaron que la debilidad de la demanda actual se opone a cualquier revisión al alza en las estimaciones de demanda mundial de crudo por las tres principales agencias de energía esta semana.

“Dicho esto, la reanudación de los problemas en Sudán deben evitar cualquier caída de precios más pronunciada”, subrayaron los analistas.

Por otra parte, el presidente de Sudán, Omar al-Bashir, amenazó con suspender las exportaciones de petróleo de Sudán del Sur en un plazo de 60 días, a menos de que el país sureño termine el apoyo a los grupos rebeldes.

Finalmente, este martes la Agencia de Información de Energía (EIA, por sus siglas en inglés), junto con la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) darán a conocer su reporte mensual a corto plazo sobre el mercado petrolero, y la Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés) el miércoles.

2788