Nueva York. Los futuros sobre el crudo cayeron el jueves por tercer día consecutivo, al descender más de US$9 por barril en lo que constituyen las ventas más pronunciadas en un período de tres días desde diciembre del 2008.

Los descensos continuos del crudo fueron motivados por la creciente debilidad del euro y los mercados bursátiles europeos y mundiales debido a las preocupaciones sobre los problemas crediticios en Europa.

El contrato de crudo para entrega en junio cayó US$2,86, o 3,6%, a US$77,11 el barril. El contrato a junio del crudo Brent en la ICE bajó US$2,78, o 3,4%, a US$79,83 el barril.

Los precios del petróleo continuaron descendiendo tras el cierre oficial de la sesión, presionados por una caída brusca en el mercado de acciones de Estados Unidos. El Promedio Industrial Dow Jones cayó casi 1000 puntos desde su nivel de apertura, a 9872 puntos cerca de las 1845 GMT, aunque se recuperó posteriormente de parte de los descensos.

El petróleo siguió el ejemplo de las acciones y descendió en las transacciones posteriores al cierre a US$74,58 por barril, su nivel mas bajo en 11 semanas, antes de repuntar posteriormente a US$76,47 por barril.

"Se veían como ventas por pánico tras el cierre del mercado (de crudo) a media que el Dow continuaba descendiendo", dijo Tony Rosado, agente de GA Global Markets en Nueva York.

Los derivados del petróleo se debilitaron junto al crudo. El contrato a junio de la gasolina reformulada para mezcla con oxígeno, o RBOB, descendió 6,41 centavos, o un 2,9%, a US$2,1563 el galón.

Los contratos a junio de los destilados, que incluyen el diésel y al combustible de calefacción, cayeron 7,08 centavos, o el 3,2%, a US$2,1137 por galón.