Nueva York. Los precios del petróleo cayeron el martes a un mínimo de siete sesiones debido a proyecciones de temperaturas más cálidas en Estados Unidos y el temor a que cambios a la política monetaria en China desaceleren su demanda de bienes básicos.

El contrato sobre el crudo para entrega en febrero cerró con una caída de US$1,73, o un 2,1%, a US$80,79 por barril en la New York Mercantile Exchange. Este es el nivel más bajo desde el 31 de diciembre, cuando el crudo cerró a US$79,36 por barril. El contrato sobre el petróleo Brent en la ICE cerró con un retroceso de US$1,67, o un 2,1%, a US$79,30 por barril.

Las proyecciones de un alivio de las bajas temperaturas que afectan a Estados Unidos eliminaron uno de los soportes para mayores precios del petróleo. El alza en la demanda petrolera por la ola de frío causó expectativas de una caída significativa del exceso de inventarios de crudo en Estados Unidos, lo que elevó el precio a nivel máximo para 15 meses.

Por otra parte, China anunció cambios a su política monetaria el martes, una señal de que busca eliminar el exceso de liquidez de sus mercados por temor a una economía recalentada. El banco central del país subió los requisitos de reservas para los bancos.

La decisión causó temores de que se desacelerará la demanda china de bienes básicos, como el petróleo.

El contrato de referencia sobre la gasolina reformulada para mezcla con oxígeno, o RBOB, a febrero, cerró con una caída de 4,49 centavos, o un 2,1%, a US$2,0978 por galón. El contrato sobre el petróleo para calefacción a febrero cerró con una caída de 4,83 centavos, o un 2,2%, a US$2,1318 por galón.