Nueva York. Los contratos a futuro sobre el crudo cerraron el martes con ligeras alzas en anticipo a la divulgación de las cifras semanales sobre los inventarios y mostrando el impulso alcista luego de la reciente serie de sólidos datos económicos.

Ese impulso colocó brevemente el contrato a futuro para el mes en un nuevo máximo de sesión de 18 meses, sobre los US$87, a pesar del fortalecimiento del dólar durante el día ante las renovadas preocupaciones por el paquete de rescate a Grecia.

Un dólar más fuerte ejerce presión sobre el precio del crudo al hacerlo más caro para los portadores de otras divisas.

El contrato del crudo dulce ligero para entrega en mayo ganó 22 centavos a US$86,84 el barril en la New York Mercantile Exchange. El contrato del crudo Brent ascendió en la bolsa de futuros ICE 27 centavos a US$86,15 el barril. Previamente en la sesión, los operadores llevaron al crudo a un máximo de sesión de US$87,09 por barril.

"Todavía son movimientos por impulso", afirma Jim Ritterbusch, presidente de la consultora Ritterbusch & Associates. "Cada vez que llegamos a nuevos máximos, como hicimos esta mañana en el crudo, genera nuevas compras".

El dólar se fortaleció durante la noche ante las nuevas dudas sobre la situación financiera de Grecia. Un informe, negado posteriormente por un alto funcionario griego, afirmó que los líderes de Grecia querían enmendar el paquete de ayuda financiera para excluir la participación del Fondo Monetario Internacional, lo cual preocupó a los inversionistas pues haría más difícil para el país vender su deuda.

El American Petroleum Institute, un grupo del sector, publicará las cifras más recientes sobre los suministros el martes después del cierre del mercado. El Departamento de Trabajo de Estados Unidos publicará las cifras sobre los inventarios el miércoles por la mañana.