Nueva York. Los contratos a futuro sobre el crudo concluyeron el miércoles con un ascenso del 4%, luego que nuevas cifras económicas mostraran que la recuperación económica mundial permanece fuerte a pesar de los problemas en varias economías endeudadas de Europa.

El contrato de crudo para entrega en julio subió US$2,76, o 4%, a US$71,51 el barril en la New York Mercantile Exchange. El crudo Brent, en tanto, ascendía recientemente US$2,11, o 3%, a US$71,66 el barril en la bolsa de futuros ICE.

Los inversionistas centraron la atención en las aún fuertes perspectivas para el crecimiento global luego de las ventas de activos más riesgosos en la sesión previa debido al temor de que el sistema financiero de la Unión Europea se viera amenazado por los altos niveles de endeudamiento de algunos de sus miembros.

Los avances del petróleo actuaron como una corrección luego de concluir el día previo en US$68,75 por barril, su segundo precio de liquidación más bajo de este año.

Los cuatro economías europeas con mayores problemas -Grecia, España, Portugal e Irlanda - combinadas sólo representan el 4% de la demanda global, nivel "demasiado marginal como para tener un impacto significativo en los equilibrios globales de petróleo", destacaron los analistas de Barclays Capital.

En su informe semestral sobre el panorama económico, publicado el miércoles, la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico informó que el crecimiento del producto interno bruto será del 4,6% este año, un alza frente la proyección última del grupo con sede en París del 3,4%.

Por otra parte, en los últimos dos días los indicadores sobre la confianza del consumidor estadounidense, las ventas de viviendas unifamiliares y los pedidos de bienes duraderos han puesto de relieve que la recuperación continúa en la mayor economía del mundo.

El petróleo también recibió un impulso adicional de cifras de la Administración de Información de Energía de Estados Unidos que mostraron que los derivados suministrados, un indicador de la demanda, se ubicaron la semana pasada en 19,7 millones de barriles diarios, su nivel más alto desde enero del 2009.