Londres. El petróleo caía a menos de US$80 este jueves, arrastrado a la baja por un avance del dólar debido a que el euro descendía por temores sobre la perspectiva para la economía europea, mientras que un alza en los inventarios de crudo en Estados Unidos también afectaba el ambiente.

El euro cayó a un mínimo de un año frente al yen y bajaba frente al dólar por la incertidumbre sobre la capacidad del gobierno griego para lidiar con su crisis fiscal, mientras el índice dólar rebotaba.

Un dólar más fuerte hace que el petróleo y otras materias primas sean más caras para los tenedores de otras monedas, y también arrastraba a la baja al oro a mínimos de cerca de dos semanas.

Los futuros de crudo estadounidense para abril cedían 45 centavos a US$79,55 el barril a las 1154 GMT, tras subir 1 dólar el miércoles, impulsados por comentarios del presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, quien enfatizó su compromiso con tasas de interés bajas.

El petróleo Brent de Londres perdía 35 centavos a US$77,74 el barril.

"El dólar ha puesto presión sobre los precios de las materias primas en general", dijo Carsten Fritsch, analista de Commerzbank. "Está alentando una toma de ganancias tras los recientes avances de precio, lo cual claramente no parece estar justificado por fundamentos", agregó.

Los valores del crudo han subido cerca de 10 dólares por barril desde que tocaron un mínimo de menos de US$70 en la primera semana de febrero y actualmente están próximos a la parte alta del rango de transacciones visto el año pasado.

Datos estadounidenses esta semana han afectado las expectativas de un rápido rebote desde la profunda desaceleración económica de los últimos dos años.

Las ventas de viviendas nuevas en Estados Unidos cayeron inesperadamente a un mínimo histórico en enero mientras que la demanda por préstamos para comprar casas registró su nivel más bajo en 13 años la semana pasada, impulsando los temores una renovada debilidad en el mercado inmobiliario y aumentando las dudas sobre el ritmo de la recuperación económica.

En Europa, el gobierno socialista de Portugal, bajo presión de inversores para que recorte el gasto y se asegure de que no será el próximo vinculo de debilidad para la zona euro después de Grecia, congeló los salarios de servicios civiles este año como parte de su plan para reducir su enorme déficit fiscal.

Lo anterior contravino la tendencia alcista inicial, luego de que Bernanke dijo el miércoles que las tasas de interés se mantendrían bajas en vista a un débil mercado laboral y una baja inflación.

En tanto, un aumento en los inventarios de crudo en Estados Unidos también afectó el ambiente.

Las existencias estadounidenses de crudo crecieron en 3 millones de barriles a 337,5 millones de barriles en la semana al 19 de febrero, mostraron este  miércoles datos de la Administración de Información de Energía (EIA por su sigla en inglés).

Sin embargo, los inventarios de gasolina bajaron en 900.000 barriles a 231,2 millones de barriles, frente a los estimados de los analistas de un incremento de 400.000 barriles.