Nueva York. Los contratos a futuro sobre el crudo pusieron fin a una racha de cinco sesiones consecutivas con alzas y concluyeron el martes con pérdidas luego que un informe decepcionante sobre la percepción del consumidor estadounidense deprimiera la confianza en torno a la economía.

Con el final inminente de la huelga de los trabajadores de refinerías de Total en Francia también desapareció del mercado un elemento de apoyo que había contribuido a impulsar los precios a cerca de máximos de seis semanas de más de US$80 por barril.

El contrato sobre el crudo para entrega en abril bajó US$1,45, o el 1,8%, a US$78,86 por barril en la New York Mercantile Exchange. El contrato sobre el crudo Brent en la ICE cedió US$1,36, o un 1,7%, a US$77,25 por barril.

The Conference Board, un grupo privado de investigación, informó durante la mañana que su índice de confianza del consumidor estadounidense se ubicó en febrero en 46,0, comparado con la lectura los 56,5 de enero. El índice de febrero fue inferior a las expectativas de los economistas, quienes esperaban una lectura de 54,8. El gasto del consumidor es un motor importante para el consumo de gasolina.

"Al mercado se le agotó la fuerza", dijo Tom Bentz, analista y agente de BNP Paribas en Nueva York, refiriéndose a la incapacidad de los precios para mantenerse sobre los US$80 por barril. "Al parecer está siguiendo el destino del mercado de acciones". Destacó que los mercados de acciones están reaccionando a las percepciones sobre la situación de la economía.

Los agentes están ahora a la espera de la cifras sobre los inventarios que publicará mañana la Oficina de Información de la Energía de Estados Unidos, EIA.

El contrato sobre la gasolina reformulada para mezcla con oxígeno, o RBOB, a marzo cayó 5,02 centavos, o un 2,4%, a US$2,0656 por galón. El contrato sobre el petróleo para calefacción a marzo descendió 4,65 centavos, o un 2,2%, a US$2,0323 por galón.