Nueva York. Los precios del petróleo caían debajo de US$70 el barril el viernes, en un mercado asustado por las preocupaciones de que la crisis de la deuda europea pueda pesar sobre la expansión económica global y reducir la demanda de energía.

El crudo estadounidense para entrega en julio se negociaba con una disminución de 99 centavos a US$69,81 el barril a las 1126 GMT. El jueves, el contrato vencido de junio brevemente tocó un mínimo en nueve meses de US$64,24, en el mayor rango de precios intradiario, de alrededor de US$7, desde fines del 2008.

El crudo estadounidense ha bajado 20% desde los US$87 registrados el 3 de mayo, golpeado por la pérdida de confianza en los mercados globales debido a la crisis de la zona euro, originada en los problemas de la deuda griega. Los futuros del petróleo Brent descendían 65 centavos a US$71,19 por barril.

"El mercado del petróleo sigue en un estado de confusión, entre el impacto real sobre la demanda por la crisis de la zona euro, y la percepción negativa en los mercados cambiarios y de acciones", dijo Andy Sommer, analista del mercado de energía de EGL en Suiza.

La crisis de la deuda soberana de Grecia y la prohibición unilateral de Alemana sobre algunas transacciones especulativas hicieron que el euro bajara esta semana al mínimo en cuatro años contra el dólar.

El viernes, el euro mantenía sus ganancias amplias, ya que los inversores, reticentes a tener demasiadas posiciones cortas después de la dura ola de ventas de la moneda, se apresuraban a desarmar esas posiciones a medida que crecían los temores a una intervención cambiaria.

Las acciones mundiales, medidas por el índice MSCI de Todos los Países, caían ligeramente, luego de sufrir el jueves una baja de casi 3 por ciento, la mayor reducción porcentual diaria en un año.

Otro factor de presión a la baja sobre los futuros del petróleo estadounidense se produjo esta semana con los últimos datos de inventarios, que mostraron que llegaron a un récord en el centro de entrega de Cushing, Oklahoma.