Londres. El petróleo subía arriba de los US$85 este jueves por las señales alentadoras de una pujante demanda de combustible en Estados Unidos y por las esperanzas de un paquete de rescate para ayudar a que Grecia pague sus deudas.

Este miércoles Standard & Poor's recortó la nota de crédito española en un nivel, un día después de rebajar a Grecia a "bonos basura" y de reducir también a Portugal, generando preocupaciones de una propagación del riesgo soberano.

Pero ahora en el mercado existen esperanzas de que un paquete de asistencia se pueda implementar rápido para evitar el contagio, luego de que la canciller alemana Angela Merkel respaldó la posibilidad de un acuerdo, dijeron analistas.

Aparte, la percepción económica de la zona euro en abril resultó mejor de lo previsto, lo que podría sumarse como factor positivo para el consumo de combustible.

El crudo estadounidense para entrega en junio subía 1,88 dólares a US$85,1 por barril a las 1403 GMT, después de ganar casi el 1 por ciento el miércoles, alentado por las cotizaciones bursátiles.

Los precios extendieron las ganancias iniciales para llegar a un máximo de US$85,15 el barril después de una apertura en alza en Wall Street.

El crudo Brent para junio ascendía 1,28 dólares a US$87,44, manteniendo una prima de casi 3 dólares sobre el estadounidense.

"El petróleo está siendo alimentado por una leve reducción de las preocupaciones sobre la situación en Grecia, pues tanto la conducción de la UE (incluida Alemania) como el FMI aceleran las conversaciones para poner en vigor el paquete de rescate", dijo Dominick Chirichella de Energy Market Analysis.

El analista agregó que el fortalecimiento del euro también respaldaba al crudo.

El euro se recuperaba del mínimo en un año contra el dólar visto el día anterior, abaratando las materias primas denominadas en dólares para los compradores que derivan sus ingresos en otras unidades.

Mejores expectativas. Las subidas del crudo se acentuaron el jueves, cuando los datos de las solicitudes iniciales del seguro de desempleo de Estados Unidos mostraron una caída de 11.000 personas la semana pasada, aunque este número no alcanzó la disminución que se había anticipado.

La demanda de gasolina de Estados Unidos subió 3,1% en las últimas cuatro semanas respecto del mismo período del año anterior. La noticia elevó las expectativas para el aumento de la demanda durante el verano boreal, cuando muchos estadounidenses salen de vacaciones en auto.

"Todavía hay una sensación de que la demanda es robusta y que el panorama en general es bueno. En general (el petróleo) ha estado ignorando otros acontecimientos", dijo el operador de crudo Christopher Bellew de Bache Commodities, subrayando también el fuerte crecimiento de países asiáticos como China.

El mercado también estaba respaldado por el hecho de que la Reserva Federal de Estados Unidos dejó sin cambios sus tasas de interés cerca del cero por ciento el miércoles y ofreció un panorama favorable acerca de la economía estadounidense.