La Habana, Xinhua.  Cuba se propone perfeccionar los servicios que ofrece la industria turística de la isla, y para ello espera contar con la ayuda de inversionistas extranjeros en un sector que cuenta con capital foráneo desde hace unas tres décadas.

El Ministerio de Turismo (Mintur) consideró necesario transitar hacia una etapa superior para elevar los estándares y categorías de las instalaciones.

Con ese objetivo, se propone perfeccionar los proyectos y motivar la entrada de nuevos inversionistas extranjeros, señaló el semanario económico "Opciones", que citó a directivos del sector.

El director de Negocios del Mintur, José Reinaldo Daniel Alonso, dijo que las dos líneas fundamentales de trabajo son la inversión extranjera y la concertación de negocios de otros tipos, de vital importancia para el desarrollo del turismo.

Desde mediados de los años 80 del siglo pasado, Cuba comenzó el desarrollo de la industria turística, abierta desde entonces al capital extranjero con fuertes inversiones de compañías de España, Francia y Gran Bretaña, entre otros.

El funcionario explicó que se espera elevar los estándares de los hoteles cinco estrellas, en concordancia con la modernidad y las ofertas de otros destinos turísticos.

Anunció que en corto plazo se aplicará una nueva política sectorial para la inversión extranjera en el turismo, y se promulgará una legislación complementaria requerida para iniciar los proyectos inmobiliarios asociados a los campos de golf.

El gobierno cubano tiene previsto construir varios campos de golf asociados a exclusivos edificios de apartamentos, con múltiples servicios, que podrán ser adquiridos por ciudadanos extranjeros.

El directivo afirmó que también hacen falta inversionistas para construir marinas y trabajar en otras ramas extrahoteleras que complementan el turismo, "pues a veces en algunas playas son insuficientes las actividades náuticas, y eso tenemos que resolverlo".

El anuncio de esa nueva política coincidió con la selección de La Habana en el primer puesto del Premio Travelers Choice en la categoría de Destinos en Alza, que otorga el sitio de viajes TripAdvisor a partir de las calificaciones de millones de usuarios.

A pesar de las restricciones vigentes de viaje que impone a ciudadanos estadounidenses el bloqueo económico, comercial, y financiero del gobierno de Washington a Cuba, La Habana es un destino sobresaliente, cuya atracción crece cada vez más entre los viajeros, dijo Bárbara Messing, jefa de Marketing de TripAdvisor.

Estados Unidos mantiene su condición de mercado clave y principal emisor para gran parte de los destinos del Caribe, al emitir más del 50 por ciento del total de viajeros que recibe el área.

Después de La Habana, en la lista de destinos en aza aparecen también La Fortuna de San Carlos en Costa Rica, Katmandú en Nepal, Jerusalén en Israel, Cuzco en Perú, Ambergris Caye en Belice, Sapporo en Japón, Hanoi en Vietnam, Corralero en España y Fortaleza en Brasil, en ese orden.

En días recientes, el Royalton Cayo Santa María, hotel ubicado en Jardines del Rey, un archipiélago al norte de la provincia de Ciego de Avila y a unos 420 kilómetros al este de La Habana, ocupó el segundo lugar entre los diez complejos turísticos Todo Incluido más populares del mundo, otra de las modalidades premiadas en los Travellers Choice.

En octubre último, Cuba se posicionó como el destino más popular del Caribe, al contar con la mayor cantidad de reservas para vacacionar en 2014, según la agencia de viajes online Loveholidays, del Reino Unido, segundo emisor de viajeros a la isla.

En su post sobre este destino, el sitio apuntó que la isla se ha convertido en elección muy popular entre los turistas británicos, porque ofrece una experiencia completa y única, donde se combina el disfrute de hermosas y cálidas playas con una vibrante historia.

Cuba, que atendió en 2012 a unos 2,85 millones de vacacionistas, espera recibir cerca de tres millones de turistas en este año, lo que marcaría un récord para la isla.

El turismo es la segunda actividad económica de la isla, con un movimiento de unos US$2.500M anuales, después de la venta de servicios médicos que reporta unos US$6.000M.