Sala de Inversión. Los datos de inventarios de Estados Unidos aún presionan los precios del petróleo, dado que los contratos a futuro comenzaron la jornada entre pérdidas y ganancias.

El West Texas Intermediate (WTI) opera en US$104,73 retrocediendo 57 centavos, mientras que el barril crudo de referencia Brent cotiza en US$107,59, lo que se traduce en una baja de 59 centavos, según consignó Infosel.

Este martes, el Instituto Americano del Petróleo (API, por sus siglas en inglés) dio a conocer que los inventarios disminuyeron 3,7 millones de barriles para la semana que terminó el dos de agosto.

En tanto el mercado prevé una baja de 1,5 millones de barriles. La Administración de Información y Energía (EIA, por sus siglas en inglés) dará a conocer su dato a medio día.

Tim Evans, analista de Citi Futures, comentó que una toma de ganancias también presionó al energético, lo cual fue alentado con la baja del S&P 500. Evans indicó que la reanudación de la producción en el Mar del Norte y los rumores de que la producción de Libia es alta, apoyaron las bajas.

Por otra parte, este martes la EIA dio a conocer su reporte mensual para agosto, en donde revisó a la baja la demanda mundial de petróleo para 2013 y 2014, aunque revisó al alza el estimado de producción para los países que no pertenecen a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

La Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés) y la OPEP también darán a conocer sus últimas evaluaciones del mercado, incluidos los pronósticos de la demanda mundial de petróleo.

Los analistas están anticipando algunas revisiones a la baja, dada la desaceleración de la economía de China.

Finalmente, Rajeh Badi, portavoz del primer ministro de Yemen, indicó este miércoles a la CNN que se frustró un complot de Al Qaeda para atacar instalaciones de petróleo y gas.

3029