Al cierre de 2009, los depósitos bancarios registraron un importante crecimiento en Uruguay, en un contexto caracterizado por fuertes pérdidas de las instituciones privadas.

Los depósitos en bancos locales totalizaron US$15.984 millones en el último año, experimentando un alza de 19,2%, respecto a los US$13.335 millones de 2008. En el último mes, las colocaciones crecieron en US$182 millones con relación a noviembre, representando una variación de 1,2%.

Los depósitos en moneda nacional al cierre del año alcanzaron US$3.677 millones, experimentando un aumento de 42,8% en comparación de los US$2.575 millones de 2008. Si bien las colocaciones en pesos representaron a diciembre el 23,1% del total, el extraordinario incremento mostrado durante el año explicaron el 46,4% del crecimiento total de depósitos.

Por su parte, las colocaciones en moneda extranjera fueron de US$12.217 millones al finalizar 2009, mostrando un variación positiva de 13,5% respecto al cierre de 2008 y explicando el 53,6% del crecimiento total de los depósitos en el último año.

Los bancos locales cerraron el último año registrando fuertes pérdidas. La pronunciada depreciación del dólar impactó sobre los activos de los bancos ya que la mayor parte de sus excedentes están nominados en esa moneda.

Según los datos difundidos ayer por el Banco Central del Uruguay, la banca local acumuló pérdidas -luego del pago de impuestos- por US$51,4 millones en 2009. La banca privada registró pérdidas por US$91,4 millones el último año.