Brasilia. La Cámara de Diputados de Brasil aprobó el martes un plan del gobierno para capitalizar a la petrolera estatal Petrobras, lo que podría aumentar el control gubernamental de la empresa.

Sólo el texto básico del proyecto se aprobó. Aún deben votarse enmiendas importantes a la propuesta y tiene además que pasar por el Senado antes de que la firme el presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Según el plan propuesto el año pasado por Lula, el gobierno proveerá a Petrobras de propiedades costa afuera, principalmente sin explorar, a cambio de nuevas acciones de la empresa.

El regulador de energía del gobierno de Brasil, la ANP, dijo este martes más temprano que había encontrado petróleo costa afuera de Río de Janeiro, en el primer descubrimiento realizado por la agencia que podría estar relacionado con el plan para capitalizar a Petrobras.

La agencia está explorando partes de la denominada región subsal, que aún no han sido subastadas, como parte de un plan por el cual el gobierno adquiriría acciones de la empresa a cambio de otorgarle derechos para producir 5.000 millones de barriles de petróleo.

Los analistas dicen que la incertidumbre sobre el plan de capitalización y la preocupación por la creciente intervención del gobierno en la empresa han pesado sobre las acciones de Petrobras.

Se estima que la región subsal alberga entre 50.000 millones y 80.000 millones de barriles de petróleo recuperable. El gobierno ha subastado concesiones para desarrollar solo cerca de un cuarto de los bloques subsal del sudeste de Brasil.

Las acciones preferentes de Petrobras, las más negociadas en la Bolsa de Sao Paulo, el Bovespa, han subido 35% en los últimos 12 meses, menos de la mitad del aumento de 73% del índice Bovespa en el mismo periodo.