Reuters.- El directorio de Tesla dijo este miércoles que estaba evaluando retirar a la empresa de la bolsa, un día después de que el presidente ejecutivo de la firma Elon Musk sorprendió a los accionistas con la idea de lanzar la mayor recompra de acciones en base a deuda de todos los tiempos.

En una declaración de su sitio web, seis de nueve directores de Tesla dijeron que la junta se había reunido en varias ocasiones en la última semana para discutir la idea y que estaba “tomando los próximos pasos apropiados para evaluar esto”.

Musk dijo en Twitter el martes que estaba considerando retirar del mercado la cotización de acciones del deficitario fabricante de autos eléctricos a un precio de US$420 por título, una maniobra que valoraría un eventual acuerdo en más de US$70.000 millones. Añadió que el financiamiento estaba “asegurado”, pero no entregó detalles.

Tesla dijo el miércoles que las discusiones se dirigían hacia cómo financiar un acuerdo de ese tipo. La declaración tampoco dio detalles sobre la manera en que se había establecido el precio de US$420 por papel.

Algunos analistas de Wall Street se muestran escépticos sobre la capacidad de Musk de reunir el enorme respaldo financiero para completar un acuerdo de ese tipo, dadas las pérdidas de Tesla, sus US$10.900 millones en deuda y sus bonos calificados en territorio especulativo por agencias internacionales.

Las acciones de Tesla bajaban un 1,5% a US$374 en las operaciones del miércoles, después de cerrar con un alza de un 11% el martes.

Algunos analistas de Wall Street se muestran escépticos sobre la capacidad de Musk de reunir el enorme respaldo financiero para completar un acuerdo de ese tipo, dadas las pérdidas de Tesla, sus US$10.900 millones en deuda y sus bonos calificados en territorio especulativo por agencias internacionales.

“¿Quién entrega US$30.000 a US$50.000 millones para recomprar las acciones?”, dijo el analista de NordLB Frank Schwope. “Y, si te quedas como accionista, tienes menos información que antes y te quedas dependiendo más y más de Elon Musk”.

El acuerdo sería la compra más grande en base a deuda de todos los tiempos, superando al récord de US$45.000 millones establecido por la firma de Texas Energy Future Holdings.