Santiago. El consorcio del megaproyecto eléctrico HidroAysén en Chile pedirá la suspensión del trámite ambiental para su desarrollo entre cuatro y seis meses por dudas gubernamentales, reportó este viernes un diario local.

A través de un compendio denominado Icsara, la Comisión Regional del Medio Ambiente (Corema) de Aysén presentó más de mil observaciones al plan de construir cinco centrales hidroeléctricas en el sur del país.

"Ya tenemos el resultado del Icsara, que son estas mil y tantas preguntas; lamentablemente siguen siendo muchas", dijo Pablo Yrarrazaval, presidente de Enersis, socia del proyecto a través de su filial Endesa Chile, al diario El Mercurio.

En 2008, el consorcio ya había suspendido el trámite para resolver más de 2.600 preguntas de la comisión sobre el proyecto, que contempla una inversión de unos US$3.200 millones.

Hidroaysén, en el que también participa Colbún, ha recibido críticas de defensores del medio ambiente que consideran que afectará el ecosistema y la actividad económica en la zona.

Las represas se emplazarían en la lluviosa región de Aysén, a unos 1.700 kilómetros al sur de Santiago, para producir un total de unos 2.750 megavatios.