Quito. Como “un asunto de mucha gravedad” calificó el presidente de la Asociación de Bancos Privados de Ecuador (ABPE), César Robalino, la inclusión del país en la lista negra de naciones que representan riesgos para el sistema financiero internacional, que elabora el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI).

Robalino advirtió que ello podría implicar que gobierno de otros países podrían dar indicaciones a su banca respecto a "tener mucho cuidado" con Ecuador, dijo La Hora.

Sostuvo que “la banca internacional puede restringir los servicios de corresponsalías y eso no es bueno para Ecuador".

Explicó que con ello “las líneas de crédito pueden reducirse y por eso, sencillamente, los costos pueden subir porque pueden pedir una prima adicional para las operaciones porque no quieran correr riesgos".

El alto ejecutivo señaló que la banca de su país "está preparada para evitar ser utilizada para delitos como el narcotráfico o el lavado de dinero".

Sin embargo, reconoció que la ABPE "en más de una oportunidad" ha pedido a los sucesivos gobiernos que se apruebe un proyecto de ley para combatir la financiación del terrorismo.

Al respecto dijo que “hay parte de mecanismos legales, pero aparte de las disposiciones reglamentarias tiene que haber la voluntad y lo que se conoce es que en Ecuador parece ser que hay cierta flexibilidad en algunos asuntos".