Quito. Importantes proyectos de infraestructura tiene previsto ejecutar e inaugurar durante el 2010 la administración de Rafael Correa. Así lo anunció el propio mandatario ecuatoriano, quien aseguró que “la inversión para estas obras es extremadamente alta en el presupuesto”.

“Lo que sembramos en tres años lo empezaremos a cosechar. En este año, se harán realidad los grandes proyectos”, agregó, consignó la agencia de noticias Andes.

Según los planes adelantados por el presidente Correa, este año se iniciará la construcción de la hidroeléctrica Coca-Codo-Sinclair, en la provincia amazónica de Napo y se prevé que finalice en 2014. Con una inversión de US$1.979 millones y una potencia estimada de 1.500 megavatios se convertirá en la central más grande del país

Además, se realizarán la ejecución de obras logísticas y caminos vecinales de la Refinería del Pacífico, proyecto conjunto con Venezuela en la provincia costera de Manabí, que tendrá capacidad para refinar unos 300.000 barriles diarios de crudo, informó la agencia Prensa Latina.

También se espera finalizar la reconstrucción del terminal aérea de Lago Agrio, en la provincia amazónica Sucumbíos. Así como tres puentes, uno en la ciudad costera de Bahía de Caráquez, otro en la provincia Esmeraldas, y otro en la provincia de Guayas.

En la carpeta de inauguraciones, se espera iniciar en enero con la inauguración del aeropuerto Santa Rosa, en la provincia El Oro, en el suroeste del país. Para mediados de febrero se inaugurará la carretera que va entre las localidades Loja y Cuenca. Y en agosto se tiene previsto entregar aeropuerto del balneario Salinas, en la provincia costera de Santa Elena.