Quito. Los más de US$96 millones que el Estado ecuatoriano debía pagar a la empresa Chevron, por un laudo arbitral que una corte de La Haya falló a favor de la petrolera estadounidense, fue embargado por decisión de la Corte Provincial de Sucumbíos y ese dinero irá a un fideicomiso a favor de los afectados por daño ambiental de la transnacional en la Amazonía, informó este miércoles Luis Yantza, secretario de los afectados.

El presidente subrogante de la Corte Provincial de Sucumbíos, Wilfrido Erazo, dispuso el embargo de US$96.355.369,17 más intereses a Chevron, algo que Yantza consideró como un gran paso para hacer efectivo el cobro de más de US$18 mil millones a la petrolera por remediación ambiental en la Amazonía ecuatoriana.

El funcionario manifestó que el dinero embargado a Chevron irá a un fideicomiso desde donde saldrán los recursos para la reparación ambiental y aclaró que el dinero no será para los abogados de los demandantes, tal como afirma la petrolera estadounidense “que ha presentado cualquier tipo de argucia legal para no pagar”.

La junta del fideicomiso estará integrada por un comité de afectados colonos y miembros de comunidades indígenas, según explicó Yantza, quien agregó que el juez dispuso que los recursos sean para remediación ambiental, implementación de sistemas de salud, entre otros.

En una entrevista televisiva realizada este mañana, Yantza señaló que “el proceso se ha vuelto engorroso. Chevron quiere impunidad y por eso demora los procesos, para evitar pagar y de esta manera sus crímenes queden en la impunidad”. Sin embargo, aseguró que harán pagar a la petrolera y por ello han sido presentados recursos legales en otros países donde la transnacional estadounidense tiene activos.