Quito.- A partir del 10 de febrero, las compañías petroleras deberán cancelar mensualmente el impuesto a los ingresos extraordinarios. Diana Delgado,  técnica del Servicio de Rentas Internas (SRI), precisó que la forma de pago del impuesto se cambió con la Ley de Equidad Tributaria. El  artículo 69 obliga a las empresas a realizar la cancelación mensualmente.

“El efecto de eso se reflejará en que el Estado podrá disponer de esos fondos cada mes y no esperar a que termine el año como antiguamente se hacía, ayudando a la liquidez”.

Carlos Marx Carrasco, director del RSI afirmó que la normativa dará más liquidez fiscal y justificando el cambio en la Ley.

Dentro de esta semana, Marx deberá reglamentar las formas y plazos para que las compañías petroleras tributen por los ingresos extraordinarios, los cuales se originan por los altos precios del petróleo en el mercado internacional.

Durante el gobierno de Rafael Correa, los ingresos por exportaciones petroleras bordean los US$53000 M, equivalente a lo que recibieron los tres gobiernos anteriores juntos. La mayor parte obedeció a los altos precios del crudo, que llegaron hasta US$120 por barril, como ocurrió en junio de 2008.

Para conseguir más ingresos, según lo publicado por El Comercio, el Gobierno emprendió una serie de reformas legales para modificar los contratos petroleros.

En principio se aplicó la Ley 42, que repartía en partes iguales los excedentes por los ingresos extraordinarios de las petroleras. Luego, el Gobierno decidió que el beneficio para el Fisco debía subir a 99% de esos ingresos extraordinarios, pero luego de una negociación, se redujo al 70%, que está vigente actualmente.

Las petroleras están a la espera de las resoluciones del SRI para saber cómo pagarán los impuestos cada mes. El valor se calcula en función de las condiciones y precios base establecidos en cada contrato, además del precio vigente en el mercado internacional.

Especial énfasis pondrá el gobierno en el control sobre los sectores petrolero, construcción, industria manufacturera e intermediación financiera.

Marx adelantó, que se pondrá mayor atención en agilitar los procesos judiciales, los que representan US$ 779.9 M, de esto, alrededor del 80% pertenece a compañías petroleras.