San Francisco. Demandantes ecuatorianos apelaron una decisión de un juez estadounidense, que permite a la petrolera Chevron buscar un arbitraje en un caso en que se le demanda por contaminar la selva amazónica y que puede significarle US$27.000 millones.

Los demandantes, indígenas de Ecuador, presentaron la apelación en la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito, una semana después de que un juez falló a favor de la segunda petrolera más grande de Estados Unidos, que busca que haya un arbitraje internacional.

Chevron argumenta que hubo violaciones al tratado bilateral de inversiones entre Estados Unidos y Ecuador en el caso, que originalmente se presentó en Nueva York en 1993 y que ahora se ve en una corte de Ecuador.

La empresa dice que Ecuador violó el tratado al no obligar a la corte a desechar la demanda, en la que indígenas dicen que Texaco -comprada por Chevron en 2001- dañó su salud, la selva y contaminó ríos mientras operaba ahí.

Chevron dice que Ecuador y la petrolera estatal Petroecuador, socia de Texaco en el lugar, liberaron a la petrolera estadounidense de responsabilidad en 1998, luego de acciones de la empresa para mitigar los daños.

El juez de distrito Leonard Sand decidió el 11 de marzo que árbitros deben determinar los parámetros de cualquier exigencia de un tribunal, cuyos miembros ya se eligieron pero todavía no han entrado en sesión.