Nueva York. Los inventarios de petróleo de Estados Unidos aumentaron inesperadamente en la semana al 16 de abril mientras que las existencias de gasolina y derivados se expandieron muy por encima de las estimaciones de los analistas, de acuerdo a indicadores publicados el miércoles por el Departamento de Energía de Estados Unidos.

Los inventarios de crudo se incrementaron en 1,9 millones de barriles a 355,9 millones de barriles, en comparación con la estimación promedio de una caída de 200.000 barriles.

Las existencias de crudo y derivados se mantienen en niveles inusualmente altos para esta época del año. Los inversionistas reaccionaron negativamente a la expansión de los inventarios.

Los futuros del crudo y la gasolina revirtieron sus avances anteriores para cotizarse a la baja. El contrato sobre la gasolina a mayo descendía un 0,5% a US$2,2698 por galón, mientras que el petróleo para calefacción no registraba variación en US$2,1815 por galón.

Las existencias de gasolina se expandieron en 3,6 millones de barriles a 224,9 millones de barriles, según el informe semanal de la Administración de Información de Energía del Departamento de Energía de Estados Unidos. La cifra se compara con el incremento de 300.000 barriles proyectado en un sondeo de Dow Jones Newswires a 15 analistas.

En tanto, las existencias de derivados del petróleo, que incluyen el combustible de calefacción y el diésel, registraron un alza de 2,1 millones de barriles a 148,9 millones de barriles. Analistas estimaban un incremento de 900.000 barriles.

La tasa de utilización de la capacidad instalada de las refinerías ascendió en 0,3 de punto porcentual al 85,9%, en línea con las estimaciones de analistas. Hace un año, las refinerías operaban a un 83,4% de capacidad.