Río de Janeiro, Xinhua. El magnate brasileño Eike Batista anunció su retiro de la presidencia del consejo de administración de la compañía de gas MPX, una decisión interpretada como el inicio de una restructuración a fondo de su conglomerado empresarial.

MPX forma parte del conglomerado EBX, inmerso los últimos meses en una profunda crisis financiera que ha provocado su desplome en la Bolsa de Valores de Sao Paulo.

"La decisión fue tomada frente al serio deterioro de las condiciones del mercado durante las últimas semanas", explicó la compañía en un comunicado, alegando los problemas financieros que atraviesan las empresas del grupo EBX.

MPX, dedicada al sector del gas natural, anunció además un aumento de capital de 800 millones de reales (unos US$360 millones) a cargo principalmente de la empresa alemana E.ON, que tiene el 24,5% de las acciones de MPX, y que aportará 366 millones de reales (unos 165 millones de dólares).

El resto del capital provendrá del Banco BTG Pactual, responsable de las negociaciones de las acciones de la compañía. "La capitalización contribuirá a fortalecer la estructura de la compañía", según la nota divulgada.

Batista será reemplazado de la presidencia por Jorgen Kildahl, miembro del consejo de administración de E.ON.

Los graves problemas financieros que atraviesan las empresas de Batista hicieron que el magnate brasileño, apuntado como la mayor fortuna de Brasil y de Sudamérica y séptima del mundo hasta el año pasado, según la revista Forbes, cayera de la lista de los 100 hombres más ricos del mundo.

El patrimonio de Batista se calculó en US$19.400 millones a fines de 2011, pero descendió a unos US$10.600 millones en diciembre pasado.

Según la prensa brasileña, Batista intenta renegociar con urgencia unas deudas contraídas con once bancos, que vencerán en marzo de 2014 y suman unos 7.900 millones de reales (US$3.600 millones).

Para hacer frente a la caída del valor de sus empresas en la bolsa, el magnate brasileño prepara una reestructuración con la venta de muchos de los activos que tienen sus compañías.