Lima. La Agencia de Promoción de la Inversión Privada (ProInversión) estableció el 15 de noviembre del presente año como la fecha para la adjudicación de la concesión del proyecto Nodo Energético en el sur del Perú.

El 26 de mayo ProInversión había convocado a concurso público internacional para promover la inversión privada en el mencionado proyecto.

Igualmente, el Comité de ProInversión en Proyectos de Seguridad Energética (Pro Seguridad Energética) puso a disposición de los interesados las bases que contienen el procedimiento del concurso, los requisitos de calificación y las garantías a ser presentadas.

Según el cronograma, los interesados tendrán hasta el 17 de septiembre para hacer consultas a las bases, las cuales serán absueltas hasta el 25 de ese mes.

Los inversionistas interesados en adjudicarse la buena pro del proyecto podrán presentar su solicitud de calificación al concurso público hasta el 15 de octubre, fecha hasta la que también podrán formar consorcios.

Por su parte, ProInversión comunicará la relación de los participantes calificados el día 28 de octubre.

Asimismo, quedó establecido que la versión final del contrato será enviada a los participantes calificados el 30 de octubre.

Mientras que la entrega de los sobres N° 1 y N° 2 está prevista para el 13 de noviembre y la adjudicación de la buena pro para dos días después.

El proyecto Nodo Energético del Sur del Perú permitirá la desconcentración de la generación de energía eléctrica que hoy está en la costa central, y el incremento de la capacidad de generación eléctrica en la costa sur.

De esa manera, se desarrollará una generación termoeléctrica de hasta 2.000 megavatios (Mw) en la costa sur de Perú, usando gas natural proveniente de Camisea como combustible principal, así como otro combustible alternativo según lo defina las bases del concurso.

Para ser considerado como interesado calificado se debe cumplir con los requisitos técnicos, legales y patrimoniales que se exigen las Bases.

Los requisitos técnicos exigidos permitirán acreditar la experiencia del interesado calificado en aspectos técnicos relacionados con el proyecto, así como los requisitos patrimoniales exigidos que permitirán acreditar que posee suficiente respaldo económico para realizar dicho proyecto.

Se proyecta una inversión de US$1.200 millones y el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin) será la entidad supervisora.