El 90% del atún que se pesca en el Pacífico de Costa Rica desembarca en otros países, mientras los pescadores locales sufren penurias económicas, ya que las cantidades de recursos marinos se han visto disminuidas, informaron fuentes del sector.

El director ejecutivo de la Federación Costarricense de Pesca (Fecop), Enrique Ramírez, declaró que "hay un potencial de captura de 25.000 toneladas de atún al año que en su gran mayoría (cerca del 90%) están siendo desembarcadas en otros países, principalmente Ecuador".

Estos datos se desprenden del primer "Análisis de la Pesquería de Atún en la Zona Económica Exclusiva del Pacífico de Costa Rica", que se elaboró con datos del 2002 al 2011 de la Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT).

Según el estudio, entre 2002 y 2011 las flotas atuneras internacionales capturaron 253.000 toneladas métricas de atún en los 243.842 kilómetros cuadrados de la Zona Económica Exclusiva de Costa Rica en el Pacífico.

En esta actividad participaron 146 barcos atuneros internacionales, en su mayoría con banderas de Panamá y Venezuela, los cuales realizaron al menos 1.512 viajes, de los que solo el 15% desembarcó en puertos de Costa Rica.

Ramírez explicó que el sector pesquero costarricense tiene potestad de pesca exclusiva en las doce millas desde la costa que corresponden al mar territorial, pero que más allá deben competir con la flota internacional, de mayor calado y tecnología.

Agregó que ante esta situación los barcos costarricenses deben alejarse hasta más de 1.000 millas en aguas internacionales para buscar el atún que les permita subsistir.

La Fecop presentará en las próximas semanas un proyecto al gobierno, con el cual se pretende establecer zonas de pesca exclusivas más amplias para la flota costarricense y regulación más fuerte a los métodos de pesca que afectan otras especies.