Londres. La demanda mundial de petróleo crecería más de lo previsto anteriormente en 2010, lo que aumentaría la necesidad por crudo de la OPEP, dijo este jueves la Agencia Internacional de la Energía (AIE), que resaltó el alza del consumo de los mercados emergentes.

La demanda por petróleo en los países industrializados ya ha alcanzado su nivel máximo a pesar de que muchos han retomado el crecimiento económico, dijo la AIE, que describió esa recuperación como una que necesita menos de crudo.

La agencia, con sede en París y que asesora a 28 economías industrializadas, revisó al alza su estimado de crecimiento de la demanda para el 2010 en 120.000 barriles por día (bpd) a 1,6 millones de bpd.

El fuerte rebote en la demanda sucede luego de dos años de caídas en el consumo en momentos en que el mundo lidiaba con la peor crisis financiera desde la década de 1930.

La AIE estimó que la demanda de crudo promediaría ahora en 86,50 millones de bpd este año, sólo 10.000 bpd menos que el máximo histórico visto en el 2007.

"Todo el crecimiento de la demanda está viniendo de países al este del Suez", dijo David Fyfe, jefe de la división de mercados e industria de petróleo de la AIE, a Reuters Insider TV.

"Las economías emergentes de China, India, el resto de Asia y Oriente Medio es donde está toda la acción", agregó.

Fyfe dijo que aunque la demanda por combustibles para motor y petroquímicos puede subir ligeramente en países industrializados, ha existido un gran cambio en el uso de petróleo para generación de electricidad y calefacción.

La AIE indicó que gran parte de su revisión de la demanda mundial se debe a perspectivas más fuertes de crecimiento mundial del Fondo Monetario Internacional, que ahora prevé 3,8% para 2010, desde una estimación anterior de 3,1%.

El crecimiento de los mercados emergentes se prevé que promedie 6,1%.

Fyfe señaló que la demanda petrolera en economías emergentes en auge ha sido apuntalada por subsidios a los precios y apoyo económico de los gobiernos durante la crisis financiera, a pesar de los relativamente altos costos del crudo.

"Existe aun una desconexión entre los precios de usuarios finales y los valores internacionales, dijo Fyfe a Reuters por teléfono.

La AIE espera que los precios del petróleo promedien US$75 el barril en el 2010, al alza desde los US$58 el barril el año pasado.