La Paz. La compañía eléctrica chilena GasAtacama, controlada por el fondo de inversión chileno Southern Cross y por la española Endesa a través de Endesa Chile, negocia con el gobierno de Bolivia el desarrollo de proyectos de industrialización del gas de ese país, informan este viernes medios chilenos.

"Estamos conversando y en negociaciones con representantes del gobierno de Bolivia para estudiar distintas posibilidades de contribuir al objetivo de ese país de industrializar el gas", dijo al diario La Tercera el gerente general de GasAtacama, Rudolf Araneda.

"Hay que ver aún si existen tales posibilidades, en qué lugar físico se puede hacer, en qué convertir el gas y a través de qué acuerdos comerciales", señaló el propio Araneda al matutino El Mercurio.

Según explica este diario, Bolivia tiene grandes reservas de este hidrocarburo, pero no cuenta con la infraestructura para exportarlo ni tiene un terminal marítimo para hacerlo.

Además, su producción supera las necesidades de su demanda interna.

Los cortes de gas procedente de Argentina y la dependencia del gas en el Sistema Interconectado del Norte Grande, que abastece de electricidad a las grandes mineras que operan en el norte del país, llevaron hace unos años a implementar nuevos proyectos energéticos en Chile.

Entre ellos, se construyeron centrales a carbón y se impulsó la construcción de un terminal de gas natural licuado (GNL).

La planta de GNL en el norteño puerto de Mejillones, a unos 1.450 kilómetros de Santiago, está impulsada por la francesa GDF SUEZ y la cuprífera estatal chilena Codelco, con una inversión cercana a los US$500 millones, y se espera que entre en operaciones en abril próximo.

Estas instalaciones se sumarán a la primera planta de regasificación de gas natural licuado que se inauguró en octubre de 2009 en el puerto de Quinteros, a unos 150 kilómetros al noroeste de Santiago, construida con una inversión superior a mil millones de dólares.

GasAtacama, dedicada al transporte de gas natural y la generación de electricidad, posee un sistema de gasoductos de unos 970 kilómetros de extensión y una central termoeléctrica de ciclo combinado que cuenta con una capacidad instalada de 780,6 megavatios.