El empresario brasileño Abilio Diniz dejó este viernes la presidencia del Grupo Pao de Açúcar, la mayor de red de supermercados del país y puso así fin a un litigio de dos años con la cadena francesa Casino, controladora del conglomerado.

En un comunicado conjunto, Diniz y el francés Jean-Charles Naouri, presidente del Grupo Casino, anunciaron el "respeto mutuo" para poner "fin a las disputas y concluir la alianza de manera benéfica para ambos", con "libertad" para cada uno de seguir con sus proyectos.

Diniz se mantendrá ahora como accionista del grupo, según aclaró el propio empresario.

En 2005, cuando Casino pasó a controlar el Pao de Açúcar, se estipuló que Diniz seguiría en la presidencia, pero después las relaciones se deterioraron cuando el empresario brasileño quiso la fusión con la también francesa Carrefour.

La operación que fue vetada por el estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y social (BNDES), institución de fomento que negó el crédito para el aval de la operación.

La relación sufrió también cuando Diniz asumió la presidencia de Brasil Foods, la mayor productora de alimentos del país y principal proveedor de la red de supermercados, situación que al parecer incomodó a los franceses, según versiones de prensa.

En una rueda de prensa, Diniz pidió perdón a su familia, amigos y colaboradores por la situación en los últimos dos años y recordó que hace exactamente 65 años, el 7 de septiembre de 1948, su padre fundaba la que se convertiría en la mayor superficie de comercio detallista del país.

"En la víspera del día que simboliza la libertad de Brasil (7 de septiembre, Día de la Independencia), yo también abrazo mi libertad para continuar persiguiendo mis sueños y como acostumbro decir: quiero hoy se mejor que ayer y mañana mejor que hoy", apuntó el empresario.