Managua, Xinhua. La cúpula del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) de Nicaragua se pronunció este lunes a favor de la construcción del Gran Canal Interoceánico, sin embargo pidió al gobierno garantizar la seguridad jurídica para las tierras que serán afectadas y expropiadas por la obra.

El presidente del Cosep, José Adán Aguerri, declaró a periodistas que Nicaragua necesita de un megaproyecto como la construcción de un canal que una el Atlántico con el Pacífico, pero demandó que se definan los mecanismos para la expropiación de propiedades y garantizar el pago justo por las tierras afectadas por la obra.

Aguerri aseguró que las leyes sobre la construcción del Gran Canal Interoceánico que serán sometidas a la consideración de la Asamblea Nacional (parlamento) el jueves, deberán ser sometidas a una amplia consulta con los diversos sectores de la sociedad civil organizada.

Indicó que el Cosep ya tiene listo una serie de recomendaciones sobre los anteproyectos de ley, las cuales serán puestos a consideración de los diputados del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional para su debida discusión.

Por su parte el vicecanciller nicaragüense Manuel Coronel Kautz, encargado de los estudios del proyecto, admitió que Nicaragua no cuenta con la mano de obra calificada para construir el canal, razón por la cual es necesario obtener inversión extranjera para realizar una obra de esta envergadura.