París. Por todo París están apareciendo imágenes de payasos, pero la broma es sobre si usted si alguna vez se burló de los visionarios empresarios franceses que iniciaron un negocio en internet.

Debajo de la pintura facial, narices graciosas y pelucas coloridas, están los fundadores de negocios emergentes de internet que fueron objeto de burlas por su temprano entusiasmo por la web. Ahora ellos son quienes ríen último en una campaña publicitaria que exhibe su éxito.

"Somos personas serias", dijo Jean-Pierre Villaret, fundador de la consultoría en comunicaciones June21, que diseñó la idea de la campaña, www.jesuisunclown.com.

En estaciones de metro y en carteles en la vía pública, payasos con pelucas y sombreros garbosos miran sombríamente a los transeúntes.

"Todos nosotros dejamos nuestras viejas compañías para montar nuestras propias firmas. Cada vez era lo mismo. La gente te dice que no va a funcionar. Existe un dicho en francés: 'Tu idea es una payasada'", dijo Villaret a Reuters.

Uno de los payasos incluidos es Gregoire Lassalle, fundador de www.allocine.com, el primer centro de atención telefónica para personas interesadas en reservar entradas para el cine por internet.

"Uno debería exigir ser tomado por un payaso, porque también implica tomar un riesgo comercial", dijo Lassalle en un video por jesuisunclown.com. "Después la gente dice 'Felicitaciones, ha hecho algo que supuestamente era imposible", agregó.

Anne-Laure Constanza fundó la tienda virtual de productos y prendas para maternidad www.enviedefraises.fr. Esta mujer de 34 años dijo haber sido ridiculizada por embarcarse en un proyecto como ese y por querer una familia al mismo tiempo.

"Internet me ha permitido despegar muy fácilmente", explicó en otro video para jesuisunclown.com. "Probablemente no habría tenido la energía para abrir una tienda y eso realmente no me seducía", agregó.

El sitio www.jesuisunclown.com recibe miles de visitas al día, dijo Villaret. También ha producido un club de fans en la red social de Facebook que cuenta con 700 integrantes.

"Lo que resulta gracioso es que hay muchas personas que quieren ser payasos. Muestra que la gente quiere hacer algo diferente", indicó Villaret.