“Frenemos la torre de 320 metros en San Rafael” lleva como título la petición publicada en el sitio change.org y que tiene por objetivo impedir la construcción de unos de los edificios que forma parte del proyecto del empresario italiano Giuseppe Cipriani, en el predio del ex hotel San Rafael de Punta del Este.

La petición argumenta que el balneario esteño “no merece ingresar en una competencia de altura”. “¿A quién le importa tener la torre más alta de Latinoamérica con el impacto
ambiental que eso significa en una zona donde se encuentran las casas más lindas del balneario?”

Agrega que no se puede “permitir este atropello” porque “será el comienzo como ya fueron las torres existentes pero en una dimensión absurda y desconocida para los amantes de Punta del Este”.

En otro punto menciona que si “los bomberos no tienen forma de proteger” a las torres de 20 pisos “cómo pretenden hacerlo con una torre de más de 100 pisos”.

“Los sistemas de saneamiento, el impacto del tráfico, la saturación de las playas y la sombra que producirá una torre con esa altura son algunos de los impactos que deben cuidarse”; agrega.

A mediados de diciembre la Junta Departamental de Maldonado aprobó el proyecto para la construcción de un hotel de lujo con casino privado, que prevé además tres torres
horizontales.

La Junta Departamental habilitó una excepción superior a lo solicitado inicialmente para que una de las edificaciones –será la más alejada de la rambla– llegue a 320 metros de altura.

De concretarse sería la más alta al sur del Río Bravo que oficia de frontera natural entre México y los Estados Unidos. Hoy la torre Obispado del Distrito Federal de México alcanza los 305 metros de altura y la Gran Torre Sky Costanera de Santiago, la capital de Chile tiene 300 metros de altura, había informado días atrás Diario Correo de Punta del Este.

La petición tiene como impulsor a Carlos Crispo, vecino de esa zona residencial de Maldonado. Para el lunes contaba con al rededor de 1.800 firmas. Mientras, la intendencia de Maldonado autorizó al grupo Cipriani a comenzar los trabajos en el hotel San Rafael la semana pasada.