La Paz.- En el marco de la actual negociación del apéndice al contrato de compra y venta de gas natural suscrito en 2006, entre Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y Energía Argentina SA (Enarsa), la nación trasandina propuso descuentos en el precio del energético en caso de que Bolivia incumpla con los volúmenes comprometidos, y a cambio está dispuesto a pagar multas si se demora en los pagos.

La adenda al contrato establecerá obligaciones para el comprador y el vendedor, por ello la empresa petrolera argentina deberá garantizar los pagos por el gas natural que recibe, caso contrario pagaría una multa

La firma de este acuerdo está proyectada para el 22 de enero cuando la presidenta Cristina Fernandez visite La Paz y asista a la posesión de mando de Evo Morales.

 El ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de Argentina, Julio De Vido, señaló por medio de un boletín informativo, a comienzos de enero, que a las nuevas condiciones del contrato incorporan un sistema de avales y garantías para que la Argentina pueda contar con el gas natural acordado, asegurando, a su vez, a Bolivia los plazos de pago.

 Según lo publicado por La Razón, las empresas petroleras que suscribieron contratos de operación buscan que Argentina garantice el cumplimiento del pago para poder aumentar la producción y certificar mayores reservas de gas natural en el país.

YPFB y Enarsa suscribieron en 2006 el contrato por un período de 20 años, a partir de enero de 2007 con un volumen inicial de 7,7 millones de metros cúbicos día, el que debe incrementarse hasta los 27,7.

Los precios no están dentro de la negociación, están definidos por una fórmula acordada por Bolivia y Argentina, por lo que no se mencionó el tema de precios.