Endesa Chile, la principal generadora del país, controlada por su homónima española, obtuvo unos beneficios netos de 110.115 millones de pesos (unos US$200,23 millones) en el primer semestre de este año, 1,3% menos que en igual período de 2012, informó la compañía.

La disminución de los beneficios se debió a un mayor pago de impuestos, de 9.280 millones de pesos(unos US$18,56 millones) y a un mayor gasto financiero de 9.673 millones de pesos (unos US$19,34 millones), explicó la generadora en un comunicado.

Los ingresos, en tanto, sumaron 1.015.796 millones de pesos (unos US$2.031,59 millones, un 9,9% menos que en la primera mitad de 2012, como consecuencia de menores ventas de energía, que sumaron 983.791 millones de pesos (unos US$1.967,58 millones).

La generación de electricidad alcanzó en el periodo a 24.041,4 Gigawatts hora (GWh), un 5,5% menos que en el primer semestre del año pasado, debido a una menor producción en Argentina, mientras la venta de energía fue de 27.237,1 GWh, frente a 28.745,8 GWh del año pasado.

En ese contexto, el Ebitda (resultado antes de impuestos, depreciaciones y amortizaciones alcanzó a 382.396 millones de pesos (unos US$764,79 millones), un 9,6% más que en el primer semestre de 2012, destacó Endesa Chile.

La firma resaltó además una reducción del 21,6% de sus costos de aprovisionamientos y servicios, hasta los 532.591 millones de pesos (unos US$1.065,18 millones) a raíz de un menor consumo de combustible y menores compras de energía.

Endesa Chile, con presencia además en Argentina, Colombia y Perú, destacó su política comercial conservadora, que le permite optimizar las condiciones de cada uno de los mercados, tanto desde el punto de vista de los contratos (precios) como meteorológico (sequía).